Situaciones como la polémica durante la semana pasada entre la FEU y la Secretaría de Vialidad porque la FEU solicitó información a la dependencia; la postura del general colombiano Naranjo, asesor externo de seguridad de Enrique Peña Nieto, que considera cualquier crítica a su función como un ataque de involucrados con los cárteles del narcotráfico; o la construcción de un túnel en la zona poniente de Guadalajara, sin previo aviso y con tala indiscriminada de árboles, así como el perjuicio a comercios, indican que el ciudadano, ese vago concepto del siglo XIX, es prácticamente inexistente e indefenso ante los poderes del Estado, dice Roberto Castelán en su colaboración para Medios UDG Noticias con Karla Planter.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here