India
Fotografía: Punit Paranjpe - AFP
Bombay, India.

Al menos 21 personas resultaron muertas este martes en Bombay al desplomarse un muro a causa de las torrenciales lluvias que azotan la región, según un nuevo saldo oficial.

Una pared se derrumbó en plena noche del martes, hacia las 02H00 locales  sobre las precarias viviendas, indicó AFP Tanaji Kamble, responsable por los equipos de gestión de desastres naturales en Bombay. Otras 69 personas resultaron heridas en la catástrofe.

Equipos de bomberos y socorristas trabajaban entre los escombros del muro con la esperanza de hallar más sobrevivientes.

Un testigo declaró a la cadena de televisión NDTV que había visto a una niña de diez años atrapada entre los restos. “Suplica que le den agua. Los bomberos hacen todo lo posible para salvarla”, dijo.

Desde hace dos días, fuertes vientos y lluvias torrenciales están sacudiendo esta ciudad de unos 20 millones de habitantes, en la que prácticamente se paralizaron las actividades públicas.

Las autoridades locales declararon el martes día feriado y aconsejaron a los vecinos permanecer en sus casas. Escuelas y centros de educación permanecieron cerrados y más de 100 vuelos fueron anulados o desviados.

Según la agencia Skymet Weather, algunas partes de Bombay recibieron unos 350 milímetros de lluvia el lunes por la noche. Las alcantarillas estaban saturadas y el agua se acumulaba en las calles.

“Todo está inundado a nuestro alrededor. Da miedo y el problema vuelve cada año pesar de las promesas del gobierno”, declaró a la AFP Vishal Agawane, un residente de 32 años del gran suburbio de Dharavi.

Otras tres personas, una de ellas un recién nacido, murieron en el distrito de Thane, al lado de Bombay, al derrumbarse el muro de una escuela.

Seis obreros también fallecieron en la ciudad de Pune, situada a unos 150 km de Bombay, cuando una pared cayó sobre ellos.

Los derrumbes de edificios y construcciones mal construidos o mal mantenidos son frecuentes en India en la temporada de los monzones, que se extiende entre junio y agosto.

En agosto de 2017, las lluvias torrenciales literalmente paralizaron Bombay durante dos días y dejaron un saldo de 10 personas muertas.