Borrador automático
Fráncfort, Alemania.

Monsanto, filial del grupo químico alemán Bayer, investigó ilegalmente a 600 personas en Francia y Alemania para conocer sus posturas sobre los organismos genéticamente modificados y sobre el glifosato, indicó este lunes el grupo.

“Hasta finales de la semana pasada, todas las personas que están en las listas por Francia y Alemania fueron contactadas”, indicó Bayer en su cuenta en Twitter. “En total se trata de 600 personas”, añadió.

Monsanto creó listas de políticos, científicos y periodistas que clasificaba en función de su opinión sobre los pesticidas y los organismos transgénicos y en función su presunta propensión a ser influidos.

También hubo listas de este tipo en Italia, Holanda, Polonia, España y Reino Unido así como con miembros de las instituciones europeas.

La justicia francesa abrió una investigación por sospechas de fichaje ilegal por “recolectar datos personales por medios fraudulentos, desleales o ilícitos”.

Las listas son de 2016. antes de que Bayer comprara Monsanto, una operación cerrada el año pasado por 63 mil millones de dólares.

Desde esa operación Bayer se enfrenta además a varios procesos judiciales en Estados Unidos por el Roundup, un herbicida a base de glifosato, acusado de provocar cáncer.