Ministro brasileño insinúa vinculación de Greenpeace con derrame petrolero

Las primeras muestras de crudo fueron observadas en Paraíba el 30 de agosto y se han propagado desde entonces a lo largo de unos 2,250 km, produciendo daños ambientales y económicos

0
40

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sao Paulo, Brasil.

El ministro brasileño de Medio Ambiente, Ricardo Salles, insinuó este jueves que un barco de la oenegé Greenpeace podría estar relacionado con el derrame petrolero que desde hace casi dos meses se expande a lo largo de la costa atlántica del país.

“Hay coincidencias en la vida, ¿no? Parece que el barco de #greenpixe estaba justamente navegando en aguas internacionales, frente al litoral brasileño en la época del derrame de petróleo venezolano”, tuiteó Salles en su cuenta oficial, junto a una foto de un barco verde identificado como “Greenpeace”.

 

La organización de defensa del medio ambiente afirmó en un comunicado que esas alegaciones constituyen “otra mentira para crear una cortina de humo en un intento de esconder la incapacidad de Salles para lidiar con la situación“.

La oenegé señaló que su barco “Esperanza” “pasó por la Guayana Francesa entre agosto y septiembre, donde realizó una expedición de documentación e investigación del arrecife conocido como Corales de la Amazonía“.

El presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, exigió en Twitter una posición al Ministerio de medio ambiente por los señalamientos.

“Presidente, el barco de Greenpeace confirma que navegó por la costa de Brasil en la época de la aparición del petróleo venezolano, y así como sus miembros en tierra, no se alistó para ayudar”, le respondió Salles.

Las primeras muestras de crudo fueron observadas en Paraíba (noreste) el 30 de agosto y se han propagado desde entonces a lo largo de unos 2,250 kilómetros, produciendo daños ambientales y económicos aún sin cuantificar.

Esta no es la primera vez que Greenpeace es blanco de comentarios de Salles, quien al igual que el presidente Jair Bolsonaro niega el origen humano del cambio climático y es partidario de abrir la Amazonía a actividades agropecuarias y mineras.

El miércoles, Salles calificó de “terrorista” a la organización, que se había manifestado derramando falso petróleo frente al palacio presidencial de Brasilia. También bloqueó la cuenta @GreenpeaceBR en su Twitter oficial.

El lunes pasado, Salles ironizó sobre una publicación de Greenpeace en la que un portavoz de la oenegé advertía que la limpieza de las playas exigía conocimientos y equipos específicos.

En su pronunciamiento del miércoles en cadena nacional, el ministro reiteró que, según investigaciones realizadas en laboratorios, el petróleo es “de origen venezolano” y anunció que Brasil solicitará a través de la Organización de Estados Americanos (OEA) una respuesta de ese país, con el cual el gobierno de Bolsonaro está enfrentado.

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) rechazó “categóricamente” esas acusaciones.

Miles de voluntarios y unos 5,000 militares trabajan actualmente en la limpieza de las playas contaminadas.