Rocío Aguilar Costa Rica
Fotografía: La República
San José, Costa Rica.

La ministra de Hacienda de Costa Rica, Rocío Aguilar, quien dirigió una lucha por contener el explosivo déficit fiscal del país, renunció este miércoles a su cargo luego de que la Contraloría recomendara sancionarla por autorizar el pago de deuda pública.

Aguilar dijo a la prensa que no comparte la decisión de la Contraloría General de la República de pedir suspenderla por un mes porque el año pasado había dado el visto bueno al pago de unos mil 45 millones de dólares de la deuda pública sin tener autorización del Congreso.

“Me parece que es una decisión equivocada de la Contraloría (pero) tampoco he decidido apelarla”, declaró la ministra saliente.

La Contraloría recomendó al presidente Carlos Alvarado sancionarla por haber realizado el pago de emergencia poco después de que el gobierno asumiera el poder el año pasado.

La ministra dijo entonces que el gobierno anterior no había presupuestado ese pago, y el país se exponía a una sanción financiera si no cumplía.

Aguilar explicó que prefería dejar el cargo para no obligar al presidente Alvarado a tomar la decisión de aplicar o no la sanción recomendada por la Contraloría.

“Siempre quedará en manos del presidente esa decisión (de sancionarla) y yo por respeto y admiración al presidente no quiero dejarlo en esa encrucijada”, explicó.

El gobernante exaltó a la exministra y dijo que “su arduo trabajo fue clave para estabilizar y sanear las finanzas públicas”.

Aguilar asumió la conducción de una reforma fiscal aprobada a fines del año pasado por el legislativo para contener el déficit fiscal que alcanzó el 6% del PIB en 2018.

La Unión de Costarricense de Cámaras de la Empresa Privada, principal gremio empresarial del país, instó al presidente a “que nombre a alguien que le dé continuidad al trabajo de doña Rocío y que garantice el buen rumbo del país en el tema macroeconómico”.

“No han sido tiempos sencillos para el presidente”, dijo la ahora exministra, quien destacó el “coraje” del mandatario de enfrentar problemas financieros que arrastra el país desde hace muchos años.

“Me voy con el orgullo de haberles servido”, sentenció Aguilar, acompañada de otros miembros del gabinete.