Dengue
Fotografía: Cortesía
Puerto Vallarta, Jalisco.

Las autoridades sanitarias en Puerto Vallarta han minimizado el problema del dengue, así lo manifiestan algunos familiares de pacientes.

Luciana Hernández Zepeda, informó que sus dos abuelitos, Juan Zepeda y Margarita Carrillo, fueron diagnosticados con dengue hemorrágico. Y aunque recibieron atención en el Hospital General de Zona 42 del Instituto Mexicano del Seguro Social, asegura que este centro hospitalario se encuentra repleto de pacientes con la enfermedad.

Luciana Hernández Zepeda, asegura que las autoridades sanitarias no han realizado oportunamente las labores de prevención, lo que se refleja en la proliferación del mosquito transmisor del dengue y el creciente número de personas infectadas

Al respecto, el diputado local Bruno Blancas Mercado, dio a conocer que realizará un exhorto a los tres niveles de gobierno para combatir, lo que calificó como, la “alarmante” propagación del dengue y el incremento en el número de casos, los cuales, de acuerdo con las cifras de la Semana Epidemiológica número 37 publicados el pasado 19 de septiembre, suman 3 mil 405 y ubican a Jalisco como la segunda entidad con mayor incidencia de dengue en el país.

A pregunta expresa, si se ha hecho lo suficiente para combatir el dengue en la entidad, el legislador respondió que en este tipo de casos solo se podrá hacer lo necesario, por lo que se deben redoblar esfuerzos para evitar la reproducción del mosquito aedes aegypti.

Sin embargo, para algunas autoridades sanitarias en la región, aún no hay focos rojos por el dengue en Puerto Vallarta. Jaime Álvarez Zayas, titular de la VIII Región Sanitaria de la Secretaría de Salud de Jalisco, informó que actualmente existen 136 casos confirmados de dengue en el municipio, lo cual lo ubica en el quinto lugar a nivel estatal, cuando usualmente Vallarta encabezaba la lista.

Según Álvarez Zayas, La Secretaría de Salud de Jalisco y las autoridades municipales han intensificado las labores de prevención, sobre todo las labores de descacharrización y nebulización; y aunque el temporal de lluvias agrava la propagación del mosquito, seguirán adelante con sus esfuerzos para que la ciudadanía elimine cualquier posible criadero.

Redacción: Roberto Hernández.