Moderna
Fotografía: Christoph Schmidt - DPA
Tubinga, Alemania.

Unas 4.000 personas se inscribieron para participar voluntariamente en un estudio de vacunación contra el coronavirus en el Hospital Universitario de Tubinga, en el suroeste de Alemania, según informaron desde la institución.

“A diferencia de los ensayos clínicos habituales, esta situación es un auténtico lujo. Normalmente tenemos dificultades para conseguir voluntarios”, señaló a dpa Peter Kremsner, director del proyecto.

El estudio clínico fue iniciado a mediados de junio para probar la tolerancia de una vacuna producida por la empresa biofarmacéutica Curevac, con sede en Tubinga.

Desde entonces, alrededor de 50 personas han recibido el fármaco. Kremsner informó que aún no se han producido efectos secundarios sorpresivos.

“Hasta ahora, todo ha ido bien”, acotó Kremsner, aclarando que el estudio no ha revelado ningún hallazgo sensacional ni alarmante.

Sin embargo, no todas las personas que se ofrecieron podrán participar en el experimento. En total, se vacunará a 168 voluntarios procedentes de Tubinga y también de centros de ensayo de otras ciudades alemanas como Hannover y Múnich o incluso de Gante, en Bélgica.

Se trata de estudio de los clasificados de fase 1. Si tiene éxito, se realizarán investigaciones con un número considerablemente mayor de sujetos.

La empresa Curevac está trabajando en las llamadas vacunas de ARNm, una especie de molécula mensajera que contiene las instrucciones necesarias para generar la producción de proteínas.

Para elaborar la vacuna, los investigadores de CureVac han proporcionado al ARNm las instrucciones de construcción para una proteína del coronavirus Sars-CoV-2. Después de la vacunación, las células humanas producen esta proteína, que el cuerpo reconoce como extraña, por lo que genera anticuerpos y otras células de defensa.

Curevac fue la segunda compañía alemana, después de Biontech, con sede en Maguncia, en recibir la aprobación para un estudio clínico sobre una posible vacuna para prevenir la enfermedad pulmonar covid-19.