ahogados mediterráneo
Fotografía: Medios
Túnez.

Cerca de sesenta migrantes murieron desde el sábado por la noche frente a los costas de Túnez y Turquía intentado llegar a Europa, en un momento en que el nuevo ministro del Interior italiano reiteraba en Sicilia su discurso antiinmigración.

Un total de 48 cadáveres fueron recuperados frente a las costas de Sfax, en el sur de Túnez, y 68 migrantes pudieron ser socorridos, informó el domingo el ministerio de Defensa en un balance aún provisional.

Este balance fue publicado hacia las 19H00 locales (18H00 GMT), tras el cese de las operaciones de búsqueda que debían reanudarse el lunes por la mañana, afirmó a la AFP el coronel Mohamed Salah Sagaama, comandante de la base naval de Sfax.

La embarcación había sido avistada durante la noche cuando estaba “a punto de hundirse” cerca del archipiélago de Kerkennah, según el ministerio del Interior tunecino.

Se desconocía la identidad de las personas fallecidas. Entre los migrantes rescatados había 60 tunecinos, un libio y siete personas originarias de países del Magreb o el África subsahariana, agregó.

“El barco tenía una capacidad máxima de 75 a 90 personas pero éramos más de 180”, explicó a la AFP Wael Ferjani, un superviviente tunecino que todavía estaba conmocionado por el drama.

El agua entraba en la embarcación, los migrantes saltaron al agua y algunos se ahogaron, relató.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here