OEA
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro. EFE/ Lenin Nolly/Archivo
Ciudad de México, México.

El Gobierno de México sugirió este miércoles a Luis Almagro que renuncie al frente de la Organización de Estados Americanos (OEA) por “lastimar” la democracia al denunciar el año pasado un fraude electoral en Bolivia, lo que derivó en la salida del país de Evo Morales.

“México sugiere al señor Luis Almagro someterse a un proceso de autocrítica a partir de sus acciones en contra de la Carta de la OEA y por lastimar la democracia de Bolivia, para determinar si aún cuenta con la autoridad moral necesaria para encabezar esta organización”, expresó el subsecretario mexicano para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes.

Durante la intervención de México en la Asamblea General de la OEA, celebrada de manera virtual por la pandemia de la covid-19, Reyes denunció que Almagro “utilizó de manera facciosa a la Misión de Observación Electoral para denunciar un supuesto fraude, nunca comprobado de manera prematura”.

Señaló que “este uso faccioso generó inestabilidad, violencia y desorden constitucional en Bolivia”, que derivó en la huida de Evo Morales, quien se refugió en México el 13 de noviembre.

“Mi país denuncia el afán del secretario general de intervenir en los asuntos internos de nuestros Estados y de lastimar nuestras democracias. Lo que ocurrió en Bolivia no debe repetirse jamás“, subrayó el representante mexicano.

Reyes defendió que Morales “resultó ganador” en los comicios de 2019 y que “el pueblo boliviano le ha dado una lección histórica” a Almagro al elegir el pasado domingo como nuevo presidente a Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido que dirige el expresidente boliviano.

“Mientras usted siga al frente de la Organización, la sobra de lo sucedido en Bolivia estará siempre presente”, reprochó a Almagro.

El año pasado, la OEA denunció en un informe un fraude en las elecciones del 20 de octubre en las que ganó Evo Morales, quien luego se vio forzado a dimitir denunciando un supuesto golpe de Estado en su contra y huyó a México, país que mantuvo un conflicto diplomático con el Gobierno interno de Bolivia encabezado por Jeanine Áñez.

El pasado domingo, el candidato del MAS y exministro de Economía de Morales, Luis Arce, se impuso en primera vuelta en las elecciones presidenciales, según sondeos a boca de urna, en un triunfo reconocido ya por la oposición y por organismos internacionales como la misma OEA.

“El pueblo de Bolivia se ha expresado en las urnas. Felicitamos a Luis Arce y David Choquehuanca deseando éxito en sus labores futuras. Estoy seguro que desde la democracia sabrán forjar un futuro brillante para su país. Un reconocimiento al pueblo boliviano”, dijo Almagro ese domingo en la noche en Twitter.

Durante la Asamblea General de la OEA, el representante mexicano también criticó la negativa del secretario general “de renovar el mandato del secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el nombramiento de un asesor especial sobre la Responsabilidad de Proteger.

“Advertimos la configuración de un patrón de actuación preocupante por parte de la Secretaría General, consistente en utilizar sus facultades administrativas para la toma de decisiones políticas que impactan el rumbo de la organización, sin someterlas previamente a la consideración de la membresía”, dijo.