Ciudad de México, México.

Las autoridades de Salud de México anunciaron este miércoles la revisión de todos los permisos que el gobierno anterior concedió para comercializar productos con cannabis tras de revocar los lineamientos de control sanitario sobre la sustancia.

A través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), se revisarán los documentos que la administración del presidente Enrique Peña Nieto emitió como “autorizaciones” de productos con cannabis y sus derivados, explicó en un boletín.

Esta revisión permitirá resolver sobre la validez de estas ‘autorizaciones’ o, de ser el caso, tomar las acciones que correspondan con el marco legal aplicable, apuntó el ministerio.

Confirmó la revocación de los Lineamientos en materia de control sanitario de la cannabis y sus derivados publicados el 30 de octubre de 2018 para iniciar acciones que permitan una armonización reglamentaria y normativa apegada a la realidad.

La Secretaría de Economía, mediante su dirección de comercio exterior, concluyo que los lineamientos contravienen regulaciones no arancelarias al no tener la aprobación de la Comisión al Comercio Exterior y no ha haberse publicado en el Diario Oficial, explicó.

De esta manera, agregó la Secretaría, la Cofepris “elimina la posibilidad” de que se comercialicen sin autorización productos con cannabis.

“Con ello se protege la salud de todos los mexicanos y confirman la convicción de conducir la totalidad de los procesos dentro del marco legal y el estado de derecho”, explicó.

En noviembre de 2018, la Cofepris del gobierno de Peña Nieto autorizó permisos a siete empresas para comercializar un total de 38 productos elaborados a base de cannabis, entre ellos alimentos, suplementos y cosméticos.

Estos permisos, que presuntamente suponían el final de 90 años de prohibición, permitían que se comercializaran también productos como dulces de distintos sabores, bebidas azucaradas y té negro.

Ya en el gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, la Secretaría de Economía aseguró que esas autorizaciones no cumplían con la Ley de Importaciones y exportaciones por lo que la importación y exportación de productos con cannabis todavía estaba prohibida en el país.

Las empresas autorizadas defendieron la legalidad de sus permisos al asegurar que los productos que manejan están hechos a base de cáñamo, también conocido como cannabis sativa de uso legal.

Desde enero de 2016 se importan a México productos que contienen cannabidiol mediante el permiso otorgado por la Cofepris a pacientes que necesitan este producto, sin necesidad de un mandato judicial.