México, México.

México dejará de perder este año 50 mil 000 millones de pesos, por el combate al robo de combustible iniciado hace dos meses, afirmó hoy jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Se logró disminuir considerablemente el robo de combustible. Si seguimos como vamos, podemos ahorrar cerca de 50 mil 000 millones de pesos, dinero que es del pueblo y va a regresar a la gente en beneficios de todo tipo”, expresó el mandatario en rueda de prensa.

Anunció que los operativos de la Marina, Defensa y la Policía Federal continuarán en la lucha contra el robo de combustibles a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

“No se ha erradicado por completo el robo de combustible. Todavía siguen habiendo tomas clandestinas y seguimos con el operativo. Se va a continuar. No vamos a distraernos y nos vamos a descuidarnos”, dijo López Obrador desde Palacio Nacional.

El presidente explicó que en 94 municipios por donde pasan ductos de Pemex se desarrollarán programas sociales en beneficio de la ciudadanía para inhibir el robo de combustible.

Agradeció el apoyo de la ciudadanía pese a las afectaciones causadas por el desabasto de combustible en algunos estados del país, generado por el cierre de ductos para evitar el robo de hidrocarburos.

Reiteró su pésame a los familiares de las víctimas por la explosión en una toma clandestina en un ducto de Pemex registrada el pasado 18 de enero en el estado de Hidalgo (centro), en la cual murieron más de 130 personas.

Por su parte, el director de Pemex, Octavio Romero, detalló que el promedio diario de robo de combustibles el año pasado era de 56 mil 000 barriles.

“En noviembre (2018) alcanzamos 81 mil 000 barriles diarios de robo de combustible. Los primeros días de diciembre fueron de 74 mil 000 y a partir de que se inició el control de los ductos, del 21 al 31 de diciembre la disminución fue de 23 mil000 barriles diarios”, dijo.

“En enero el promedio diario fue de 18 mil 000 barriles diarios y lo que va de febrero promedian los 8 mil 000 barriles diarios, de manera que hay un resultado muy positivo en ese sentido”, agregó Romero.

Por su parte, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, enumeró que “derivado de todas estas acciones de la Policía Federal, Marina y Defensa, hay 175 personas vinculadas a proceso, 104 sujetos a prisión preventiva, asegurados 7 millones 805 mil litros de combustible, un poco más de un millón de litros de gas y 1 mil 411 vehículos”.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto, dijo que se bloquearon las cuentas de 226 personas y se congelaron 925 millones de pesos y más de 738 mil dólares.

Por su parte, la Comisión Reguladora de Energía retiró el permiso a un grupo de estaciones de servicio relacionadas con el robo de hidrocarburos.

El plan nacional contra el robo de combustibles involucra a 15 entidades del gobierno federal.
El Congreso mexicano aprobó el miércoles una reforma constitucional para convertir el robo de combustible “en delito grave”, para que los infractores cumplan penas de cárcel sin derecho a fianza.