protocolos sanitarios
Fotografía: EFE/ Presidencia de México
Ciudad de México, México. 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, explicó este lunes que su Gobierno no planea revisar los protocolos sanitarios de reapertura de las empresas tras la pandemia de COVID-19, sino que será un sistema “basado en la confianza”.

“Que cuiden a los trabajadores, el número de trabajadores que pueden iniciar y que van a ir ampliando, el aforo de los espacios. Y bajo protesta de decir verdad, se les autoriza, no hace falta una inspección”, indicó el mandatario en su conferencia diaria desde Palacio Nacional.

A partir de este lunes, los sectores automotor, minero y constructor están autorizados a hacer trámites preparatorios de adaptación a la “nueva normalidad” y establecer los protocolos para su reapertura a partir del día 1 de junio.

López Obrador aseguró que para reiniciar operaciones pide a las plantas mexicanas “que hagan lo mismo” que van a hacer en sus fábricas matrices de Estados Unidos, Japón o Alemania.

“Son trámites sin burocracia, es decir, no engorrosos, que no tarden mucho tiempo y a partir de la confianza. Si una empresa automotriz quiere abrir, va a contestar un cuestionario de alrededor de 70 preguntas y va a decir que va a cumplir”, precisó.

Solo se revisará la evolución de estos protocolos por sorteo o si trabajadores o vecinos realizan denuncias de incumplimiento, algo que el mandatario está “seguro” de que no va a ocurrir.

El presidente aseveró incluso que las empresas de esos tres sectores “a medida que tengan sus protocolos ya se pueden ir abriendo, a partir de hoy”, pese a que el Diario Oficial de la Federación (DOF) no contemplaría la reapertura hasta el 1 de junio.

En cualquier caso, López Obrador reveló que habrá una comisión integrada por a Secretaría de Salud, la Secretaría del Trabajo, la Secretaría de Economía y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) encargada de coordinar el asunto de los protocolos, aunque hasta este martes no se conocerá quién la preside.

NO PUEDE HABER RELAJACIÓN

El mandatario, al detallar este plan de reapertura “basado en la confianza”, llamó a la población a “seguir manteniendo disciplina” para “terminar de domar la pandemia“, algo que ocurrirá dentro de poco.

“Todavía toca actuar de manera precavida, se trata de una epidemia grave, pero sí ya pronto vamos a poder decir que por el apoyo de todo el pueblo logramos todos los mexicanos que la pandemia no saturara nuestros hospitales”, manifestó.

López Obrador celebró que en un escenario cercano, gracias al cumplimiento de las recomendaciones, podrá asegurar “que se logró la estrategia de domar la pandemia, alargarla, hacerla horizontal y que no rebasara (a México)”.