México acuerda ensayos clínicos
Fotografía: Silvio Avila / AFP
Ciudad de México, México. 

México firmó convenios con dos farmacéuticas chinas y una estadounidense para realizar ensayos clínicos de una posible vacuna contra la COVID-19 a partir de septiembre, anunció este martes el gobierno.

Los acuerdos fueron suscritos con la estadounidense Janssen Pharmaceuticals y las chinas CanSino Biologics y Walvax Biotechnology, y se suman a la participación de México en la fase final de pruebas de una vacuna que desarrolla el laboratorio francés Sanofi.

“Tenemos un memorando de entendimiento con tres empresas distintas (…) Significa que en México se lleve a cabo la Fase 3 de estas vacunas”, dijo el canciller Marcelo Ebrard en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En dicha fase se mide la eficacia de la vacuna a gran escala, luego de una primera etapa en la que se evalúa su seguridad y una segunda en la que se explora su efectividad en grupos reducidos.

“Tendríamos entre septiembre y enero cuatro protocolos clínicos Fase 3 en México”, señaló el canciller.

Ebrard sostuvo que el objetivo es que las pruebas se realicen “conforme a las normas de la Secretaría de Salud y de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris)”.

“Nuestra tarea es ubicar, dialogar, sean gobiernos o empresas y que México tenga acceso a tiempo (a la vacuna)”, añadió.

Ebrard dijo que a la fecha se ha establecido contacto directo con 15 de los laboratorios más adelantados en el desarrollo de las investigaciones.

Con 53 mil defunciones hasta el lunes, México, de 128.8 millones de habitantes, es el tercer país más enlutado por la pandemia del nuevo coronavirus, detrás de Estados Unidos y Brasil.

Sin embargo, su tasa de muertes por 100 mil habitantes (41) es la decimoquinta del mundo, según estadísticas de la AFP a partir de datos oficiales.