Fotografía: AFP
Juba, Sudán del Sur.

Al menos 127 personas murieron en los últimos días en enfrentamientos entre soldados y jóvenes de una comunidad de Sudán del Sur que no querían participar en una operación de desarme, informó el miércoles a la AFP el portavoz del ejército Lul Ruai Koang.

“Puedo confirmar que hay hasta ahora 127 muertos. Según nuestras informaciones 82 civiles y 45 soldados del ejército de Sudán del Sur han muerto en estos enfrentamientos”, dijo.

Estos enfrentamientos se iniciaron el sábado en el estado de Warrap, del que es originario el presidente Salva Kiir, y donde ya ha habido otros incidentes entre comunidades recientemente.

Numerosas comunidades están armadas en Sudán del Sur para prevenir ataques y luchar contra los cuatreros.

Según el portavoz del ejército, los jóvenes de la comunidad Gelweng, que rechazan entregar sus armas en el marco de una operación promovida por el gobierno, atacaron una posición del ejército en la zona de Romic.

Además de las víctimas, los enfrentamientos dejaron 32 heridos entre los militares y un número “aún por determinar” entre los Gelweng, según Koang, que precisó que las fuerzas gubernamentales se estaban replegando y el lugar recuperando la normalidad. Dos militares han sido detenidos.

Sudán del Sur, donde se firmó un acuerdo de paz en 2018, se recupera con dificultades de la guerra civil que dejó en seis años más de 380 mil muertos y provocó una crisis humanitaria de proporciones catastróficas.

El presidente Salva Kiir, y el jefe de la principal rebelión, convertido en vicepresidente Riek Machar, formaron en febrero un gobierno de unión nacional y aunque los combates han cesado en general, todavía hay enfrentamientos entre grupos contrarios a dichos acuerdos y violencia intercomunitaria.