El vertedero de Tlaltenango que es utilizado desde hace casi 20 años está llegando a su tope, a pesar de que la basura se tira en un área de relleno, al espacio no le quedan más de 3 años de funcionamiento, aseguró Yaneira Reynoso, oficial mayor de esta ciudad. “Es tiempo de ir analizando posibles espacios para uno nuevo”, puntualizó aunque no habló de un proyecto en concreto.