El arquitecto Cuauhtémoc de Regil, acusó al INAH de ser cómplice de la Conagua al sustituir el dictamen original sobre la conservación de los monumentos históricos de Temacapulín y Acasico, con otro hecho a la medida y poder construir la Presa El Zapotillo. Denunció que el INAH sucumbió a los intereses de la Conagua, lo que la convierte en ‘un ropavejero que recoge vestigios’ al renunciar a sus facultades de proteger y defender el patrimonio cultural de la nación desde hace 72 años.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here