Alrededor de 16 alcaldes que conforman la Asociación Intermunicipal AIPROMADES, protectores del Lago de Chapala, clausuraron simbólicamente las oficinas de la SEMADES en Guadalajara. Acusan a la titular del Medio Ambiente estatal, Martha Ruth del Toro, por pretender desviar 36 millones de pesos -que corresponden a los municipios ribereños- a otros municipios, como a Ciudad Guzmán, que no son parte de la asociación, informa el presidente municipal de Ocotlán, Juan Manuel Alatorre. Cabe mencionar que este grupo de alcaldes se oponen a la construcción del segundo acueducto en Chapala para extraer más agua para Guadalajara.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here