El vertido de aguas sanitarias que se filtró desde las Villas Panamericanas, hacia el Bosque de la Primavera y a unos metros de pozos de extracción del SIAPA, es una muestra de que las Villas no son habitables, señalan Ana Patricia Godínez, de Inspección y Reglamentos, y Miguel Prado Aguilar, director de Ecología, ambos del municipio de Zapopan, quienes aseguran que no se trata de un sabotaje a la organización de los JP, pero que cuando terminen las justas deportivas, después de los Juegos Parapanamericanos, habrá de regularizarse la situación jurídica.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here