coronavirus crisis Bolsonaro renuncia rechaza brasileños mayoria
Fotografía: EFE/FERNANDO BIZERRA
Río de Janeiro, Brasil

En medio de la crisis que se vive por la pandemia del coronavirus, la mayoría de los brasileños piensa que el presidente Jair Bolsonaro no debe renunciar a su cargo, pese a que su gestión frente al COVID-19 solo es avalada por un 33 % de la población, según una encuesta divulgada este domingo.

De acuerdo con el último sondeo realizado por el instituto Datafolha y publicado este domingo por el diario Folha de Sao Paulo, el 59 % de los brasileños cree que Bolsonaro no debería renunciar, mientras que un 37 % consideran que ese es el camino que debe tomar el mandatario por la forma en la que ha enfrentado a la pandemia.

El líder ultraderechista va en contra de las recomendaciones científicas proclamadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar la propagación del virus.

Bolsonaro considera que el COVID-19, enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2, es una “gripecita” de la que solo deben cuidarse las personas mayores, y por la que no se debe frenar a un país entero con medidas de confinamiento social.

La posición que ha asumido el mandatario brasileño frente al COVID-19 solo es aprobada por el 33 % de los entrevistados, que la consideró óptima o buena.

No obstante, un 52 % de los encuestados cree que Bolsonaro tiene condiciones para seguir gobernando a la potencia suramericana, aunque un 44 % refuta esa afirmación, según el sondeo que entrevistó a 1.511 personas del 1 al 3 de abril y que tiene un margen de error de tres puntos.

El amplio rechazo de los brasileños a una posible renuncia del líder ultraderechista llega en momentos en que su imagen se ha visto opacada por la del ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, cuya gestión frente a la crisis causada por la pandemia del coronavirus es aprobada por el 76 % de la población.

El aumento de la popularidad del ministro se produce en medio de las divergencias entre Mandetta, médico de formación y partidario del distanciamiento social, y Bolsonaro, quien ha criticado el confinamiento masivo y desoído las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

De acuerdo con el último reporte divulgado por el Ministerio de Salud, en Brasil han muerto 431 personas por COVID-19 y al menos 10.278 están contagiadas con la enfermedad.