Fotografía: Manolis LAgoutaris - AFP
Atenas, Grecia.

Más de 240 solicitantes de asilo que viven en el campo provisional habilitado por las autoridades griegas en la isla de Lesbos tras el incendio del centro de acogida de migrantes de Moria, dieron positivo por coronavirus, anunció el lunes la agencia sanitaria pública Eody.

Un total de “243 nuevas infecciones fueron descubiertas” entre las 7 mil personas que fueron sometidas a una prueba de diagnóstico, dijo este organismo en un comunicado.

Sin embargo, las pruebas a las que fueron sometidos 120 policías y 40 personas que trabajan en el campo dieron todas negativo, según las mismas fuentes.

Según las autoridades, las tiendas de campaña de este nuevo campo acogen ya a la mayoría de los 12 mil 700 solicitantes de asilo que quedaron a la intemperie tras el incendio que devastó Moria, el mayor campo de refugiados de Europa, situado a tan solo algunos kilómetros.

Tras haber huido de las llamas, estos migrantes malvivieron a la intemperie durante días. Dormían en las carreteras, en los aparcamientos o incluso en el cementerio.

Reticentes por miedo a verse encerrados en un nuevo Moria, los solicitantes de asilo finalmente aceptaron entrar en este nuevo campo a la espera de que sus expedientes progresen.

Seis jóvenes migrantes afganos fueron acusados de haber provocado el fuego.

Los campos de migrantes de Grecia deben respetar un confinamiento desde marzo debido a los casos de coronavirus. El resto del país comenzó a levantar las restricciones en mayo.