Mario Delgado
Fotografía: EFE/José Méndez/Archivo
Ciudad de México, México. 

El Instituto Nacional Electoral (INE) de México anunció este viernes que el diputado Mario Delgado ganó la encuesta para elegir al nuevo líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Delgado, que representa el ala más cercana a López Obrador, se impuso con un 58.6 % de los apoyos frente al 41.4 % que obtuvo su rival en la contienda, el también diputado Porfirio Muñoz Ledo.

Con el resultado de este sondeo, la autoridad electoral puso fin a dos años de vacío de poder y de luchas internas dentro de Morena, el partido que creó López Obrador para contender en las elecciones presidenciales de 2018.

“La responsabilidad histórica que tenemos ahora es seguir siendo un instrumento de lucha del pueblo y respaldar el proyecto alternativo de nación que encabeza nuestro presidente”, dijo a través de un vídeo Delgado, quien permanece aislado desde el miércoles por dar positivo a covid-19.

Delgado (Colima, 1972) es el actual coordinador de Morena en la Cámara de Diputados y un político muy cercano al presidente López Obrador y al canciller Marcelo Ebrard.

El pasado agosto, el Tribunal Electoral ordenó al INE organizar una encuesta abierta para elegir al presidente de Morena ante el caos interno del partido y la falta de un censo de militantes confiable.

El 9 de octubre, el INE anunció un empate entre los dos principales aspirantes a presidir Morena, dado que Muñoz Ledo obtuvo un 25.34 % y Delgado un 25.29 %.

Aunque el instituto electoral concluyó que el margen de error estadístico impedía declarar a un ganador, Muñoz Ledo anunció que se autoproclamaría presidente del partido.

Finalmente no lo hizo y se procedió a una nueva encuesta, si bien ambos candidatos se denunciaron mutuamente por uso indebido de recursos en la campaña.

Tras su elección, Delgado tendrá que trabajar con la senadora Citlalli Hernández, quien fue elegida secretaria general de Morena, el segundo cargo más importante del partido.

El nuevo presidente jugará un papel crucial en las candidaturas de Morena a las elecciones intermedias del próximo año, las más grandes de la historia de México, en las que se renovará la Cámara de Diputados y 15 de los 32 Gobiernos estatales.

Esos comicios serán decisivos porque estará en juego la cómoda mayoría parlamentaria que tiene actualmente el Gobierno de López Obrador.

“En el 2021, tenemos por delante el desafío electoral más grande de la historia de México, no podemos hacerle la labor a la derecha de estar divididos por conflictos internos”, dijo Delgado en su mensaje de victoria.

Delgado también tendrá un papel importante a la hora de definirse el candidato presidencial de Morena en las elecciones de 2024, en sustitución de López Obrador.

Según analistas, Delgado apoya al canciller mexicano Marcelo Ebrard, quien aspira a ser presidente, mientras que Muñoz Ledo es más cercano a la también aspirante Claudia Sheinbaum, actual alcaldesa de Ciudad de México.