Marcha Sinaloa
Fotografía: AFP

Culiacán, México.

Más de mil personas, incluidas familias enteras, manifestaron este domingo en la ciudad mexicana de Culiacán, que hace 10 días quedó prácticamente bloqueada en medio de balaceras desatadas por el cártel de Sinaloa para conseguir la liberación de un hijo del narcotraficante Joaquín “Chapo” Guzmán.

Los manifestantes, convocados por un colectivo de 20 organizaciones denominado “Culiacán Valiente”, salieron a las calles, muchos con niños, para realizar un festival en el Sector Tres Ríos, donde se registró el mayor número de enfrentamientos.

La tarde del 17 de octubre, en un operativo de las fuerzas federales que fracasaría en pocas horas, Ovidio Guzmán, uno de los hijos del “Chapo”, estuvo detenido por momentos para luego ser liberado ante la violencia desatada en las calles.

“¡Ahora que sí me escuchas, ahora que sí me ves, abajo el narcoestado de una vez!”, gritaban los manifestantes que estuvieron en los mismos sitios donde se vivieron horas de terror.

La multitud vestía ropas blancas y llevaba pancartas en las que se hacían llamados a la paz.

De acuerdo con el gobierno federal, el 17 de octubre hubo 19 bloqueos y 14 enfrentamientos armados con saldo de 13 muertos, entre ellos al menos tres civiles.

El ministro de Seguridad, Alfonso Durazo, reconoció la deficiencias del operativo y que se decidió liberar a Guzmán hijo para salvaguardar las vidas de los civiles ante la violenta reacción del grupo criminal, que prácticamente sitió Culiacán, capital de Sinaloa.

El presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador ha sido duramente criticado por opositores y expertos en seguridad, pero en reiteradas ocasiones ha defendido la decisión de su gabinete de seguridad.

Ovidio Guzmán, uno de los diez hijos reconocidos del “Chapo”, es buscado por la DEA por tráfico de drogas hacia Estados Unidos, que ha pedido a México su captura con fines de extradición.

El “Chapo” Guzmán fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2016 y condenado a cadena perpetua por tráfico de drogas.