Ebrard negociar EEUU aranceles
Fotografía: Eric Baradat - AFP
Washington, Estados Unidos.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, estimó el martes que hay un 80% de posibilidades de negociar con el gobierno de Estados Unidos y evitar los aranceles que el presidente Donald Trump prevé imponer a todas las importaciones mexicanas a partir de la próxima semana.

“Creo que tenemos un 80% (de posibilidades) en favor de una negociación, un 20% tal vez de que sea difícil llegar a un acuerdo en este momento”, dijo Ebrard en rueda de prensa en Washington.

Trump sorprendió el jueves al anunciar que Estados Unidos aplicará a partir del 10 de junio tarifas del 5% a todos los bienes provenientes de México, que aumentarían gradualmente hasta 25% a partir del 1 de octubre, si su vecino del sur no detiene el creciente flujo de indocumentados que llegan a la frontera estadounidense, en su mayoría de Guatemala, Honduras y El Salvador.

“Por lo que hemos encontrado en estos días de trabajo veo que sí vamos a encontrar una negociación, por lo tanto, supondría yo que puede evitarse la imposición de las tarifas”, agregó Ebrard.

El canciller mexicano encabeza la delegación enviada el viernes a Washington por el presidente Andrés Manuel López Obrador para dialogar con funcionarios estadounidenses sobre cómo reducir el número de migrantes y evitar los aranceles, que según expertos serían perjudiciales para ambos países.

Ebrard tiene previsto encontrarse el miércoles con su par estadounidense, Mike Pompeo, en una reunión que “probablemente será larga” pero fructífera, según dijo este martes.

“Partiendo de la base que México ya está haciendo un esfuerzo muy grande, compartimos la preocupación y pensamos que tiene solución el incremento muy grande del flujo migratorio que estamos viendo”, aseguró Ebrard.

El canciller informó igualmente que este martes el subsecretario mexicano para América del Norte, Jesús Seade, se reunirá con el representante comercial estadounidense, Bob Lighthizer, quien también se espera en la reunión con Pompeo.

Ambos negociaron el T-MEC, el nuevo acuerdo de libre comercio de América del Norte que reemplazará al TLCAN, actualmente en proceso de ratificación en los Congresos de Estados Unidos, México y Canadá, un trámite que podría verse afectado por la imposición de aranceles.

México confía en hallar “un punto de acercamiento” con Estados Unidos, pero también está “preparado” si se llegase a dar un escenario de no negociación, aseveró también Ebrard este martes, sin adelantar los planes del gobierno de AMLO si eso ocurriera.

“Nosotros debemos manejar una postura digna y eficaz y eso es lo que estamos buscando: dignidad con eficacia”, afirmó.

Hasta ahora, el tono de AMLO ha sido conciliatorio frente a las amenazas de Trump, quien el lunes aumentó la presión, exhortando a México a dar una “señal de buena fe” deteniendo “de inmediato” el flujo de personas y drogas hacia el norte. “¡Pueden hacerlo si quieren!”, tuiteó.