Gobierno venezolano acusa a opositores
Fotografía: Medios

Caracas, Venezuela 

El presidente Nicolás Maduro suele achacar los graves problemas de Venezuela al imperialismo, la guerra económica o la oligarquía… Y ahora suma a su discurso un nuevo enemigo: la “dictadura” de las redes sociales.

Maduro denunció este jueves que Facebook, Instagram y Twitter vetan la difusión de contenidos de la “revolución bolivariana”, días después de asegurar que en esas redes lo están despojando de seguidores y boicotean sus mensajes.

En un acto público transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, el mandatario socialista dijo que dicho sabotaje fue patente en las recientes elecciones de gobernadores, que ganó ampliamente el chavismo en medio de denuncias de irregularidades.

¿A ustedes les llega algún mensaje del gobierno, de la revolución? Les llega pura publicidad de la derecha. Yo casi que me salgo de Facebook, porque me llegaban tres videos diarios de Julio Borges (presidente del Parlamento) y me llegaban siempre antes de comer, y me provocaban náuseas, ganas de vomitar”, afirmó ante cientos de partidarios.

Maduro, un exchofer de autobús de 54 años, se ufana de tener cuentas en prácticamente todas las redes sociales, y sistemáticamente insta a sus seguidores a imitarlo para dar la “batalla comunicacional”.

Pero esta lucha, a su juicio, va más allá de sus contradictores políticos.

“Las redes sociales están vetadas para la revolución, hay un ventajismo y una dictadura en Facebook, Instagram y Twitter y nos prohíben publicar, sacar nuestros mensajes, y así y todo, aquí estamos (…), de pie, victoriosos”, dijo en la tomas de posesión del gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez.

El pasado martes, Maduro le pidió incluso a su vicepresidente Tareck El Aissami averiguar quiénes eran los “jefes” de Facebook e Instagram en Venezuela para citarlos en su despacho.

“Me meten retardadores para sacarme seguidores y para que no les lleguen mis videos. Esa es la nueva guerra, yo la denuncio y la enfrento”, dijo entonces.

El presidente, quien tiene 3,2 millones de seguidores en Twitter, ya había prometido en junio “desenmascarar” a los responsables de esa red en Venezuela, tras denunciar el bloqueo de unas mil cuentas de personas y entidades ligadas al chavismo.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here