Fotografía: Señal Informativa Puerto Vallarta
Puerto Vallarta, Jalisco.

Mientras una madre hondureña busca a su hijo en Puerto Vallarta, tras una década de desaparecido; Otra madre pero esta vallartense, batalla para que las autoridades logren emitir una Alerta Amber por la desaparición de su hijo desde el 30 de agosto.

Se trata de Ana Enamorado, una madre hondureña que continúa buscando a su hijo Óscar Antonio, de quien perdió contacto hace más de una década cuando éste, tras viajar a los Estados Unidos, acudió a México, específicamente al estado de Jalisco.

De acuerdo con la mujer, fue en Puerto Vallarta donde tuvo su último contacto telefónico con Óscar Antonio, pero posteriormente no supo más de él.

Desde ese momento, la mujer comenzó la búsqueda de su hijo, por lo que acudió ante la Procuraduría General de la República (ahora Fiscalía General de la República), así como ante la Fiscalía del Estado de Jalisco para poder lograr encontrar a su hijo.

Incluso, asegura que personal de esta última dependencia, intentó entregarle las supuestas cenizas de su hijo, esto sin tener una identificación genética previa.

Por su parte, la señora Honorina Sánchez, originaria de Puerto Vallarta, busca a su hijo Jorge Luis de 17 años que desapareció tras salir de su trabajo en la delegación Ixtapa.

A pesar de que la mujer asegura que interpuso la denuncia de desaparición desde el día siguiente, es decir, el 31 de agosto, y al paso ya de 21 días, las autoridades no han emitido la Alerta Amber.

Fue hasta que la mujer hizo público su caso, que personal de la Fiscalía Regional le solicitó una fotografía a color y nítida de su hijo para poder tramitar la alerta.

Posteriormente, fue Amparo Ramos Cázares, coordinadora de Alerta Amber Jalisco, quien se comunicó con Honorina para solicitarle información acerca del caso, sin embargo, más que ser orientada, la mujer fue regañada, a pesar de que han pasado ya 21 días de la desaparición de Jorge Luis y nadie le había proporcionado información.

Casos como este, lamentablemente se repiten en todo lo ancho del país, por lo que los padres que buscan a sus hijos desaparecidos, tienen que padecer un viacrucis para poder ser atendido por las autoridades.

Redacción: Javier Frías