Macrobús
Fotografía: Ignacio Pérez / Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Casi 5 mil 500 pesos es lo que roba diario a sus usuarios, el Sistema Macrobús, una empresa del Gobierno del Estado de Jalisco. Esto de acuerdo con información a la que tuvo acceso Radio UdeG y Canal 44 a través de una solicitud de transparencia. Claro que ellos no le llaman robo, sino “excedentes”, y son los 50 centavos que se quedan por cada pasaje pagado en efectivo.

Sus #AlcancíasRateras que no saben leer el decreto de la Comisión de Tarifas, que autorizó un alza de 7 a 9 pesos con cincuenta centavos, aplican una tarifa de 10 pesos porque NO dan cambio.

Como siempre dice estar del lado de la gente, el Gobernador, Enrique Alfaro, detuvo lo más que pudo el aumento, al menos eso dijo en un  video que publicó en julio pasado, que curiosamente ya no se encuentra en su canal de YouTube.

En dicho material audiovisual, se decía dolido y sensible, pero “gobernar es decidir”,  se lamentaba y argumentando que el precio del diésel estaba muy alto, dio luz verde al aumento de 36%, que atribuyó, igual que los muertos, y los desaparecidos y los feminicidios y todo lo que no les conviene, a ese malo malísimo al que siempre le echa culpa: la Administración Anterior.

Alfaro autorizó un aumento de 36% pero al parecer las máquinas no saben leer decretos, ni ven vídeomensajes, porque en la realidad, aplicaron un alza de 42%. Así de salvajes resultaron las alcancías rateras. Y por lo visto son más listas que los humanos, porque ninguno las checó antes de que el dolido gobernador anunciara el aumento. Así que  terminaron cobrando 10 pesos por pasaje en cada viaje el Macrobús y sus alimentadoras.

En un principio el Macrobús se puso creativo, y creó un nuevo empleo, el de entregacambios, gracias al cual los vigilantes y vigilantas entregaban, al entrar a cada estación, los 50 centavos en efectivo que las máquinas rateras se habían quedado de más. Luego, el sistema corrigió y en lugar de darle más chamba a los siempre ocupados guardias de seguridad privada, entregaron tarjetas con 50 centavos precargados para que en lo sucesivo los pagos fueran electrónicos.

Pero las que siguieron empeñadas en quedar bien con sus dueños y reportarles “excedentes” diarios, fueron las alcancías rateras, específicamente las de las 15 rutas alimentadoras y troncales del Macro, que todos los días, retienen, en un robo hormiga 5 mil 497 pesos.

5 mil 497 pesos, que no es que estén en los bolsillos de nadie, no, sino en una cuenta bancaria, o para ser más claro, un fideicomiso, en el que hasta el momento en que la normalidad terminó, cuando el Gobernador preocupado siempre por el pueblo nos mandó a casa, antes de que hubiera un solo caso de COVID-19 en Jalisco, el 20 de marzo, entonces se acumulaban 1 millón 308 mil pesos.

El caso es que según la respuesta a la solicitud de transparencia UTI 06/2020 y las que de ella derivaron, el fideicomiso donde se guarda seguro lo que las alcancías rateras se quedan de más, el fideicomiso donde descansa esa lana, ha generado intereses de 7.7 % por mes, lo que significa cien mil 100 pesos.

Así que haciendo el cálculo del robo hormiga de las alcancías rateras y la ganancia de los intereses del fideicomiso por mantener ahí quietecita esa lana, da un total de 1 millón 408 mil 386 pesos.

¿Y quiénes son los ganones de este acumulado? Dos empresas del Gobierno del Estado, El Macrobús y el SITEUR, del que depende la operación del gusanito azul de la calzada, pero también hay un tercero que es una empresa privada, la que opera las alimentadoras, EBL Jalisco SA de CV, cuyos regentes son ni más ni menos, que uno de los “villanos favoritos de Jalisco”, el pulpo camionero: los hermanos Higareda, que son mejor conocidos por su otro negocito llamado Alianza de Camioneros.

Para ellos trabajan las #AlcancíasRateras, para el Gobernador al que le duele tomar este tipo de decisiones, y para el pulpo camionero, que resultó ser todo un emprendedor, pues ahora, esa misma EBL Jalisco SA de CV también coloca #AlcancíasRateras en las rutas que Diego Monraz y su Secretaría del Transporte, autorizó silenciosamente, sin video de Alfaro, ni anuncio alguno a subir la tarifa en las últimas semanas, mientras duró el confinamiento, así que esa será parte de la Nueva Normalidad, que hoy inicia en Jalisco, pero esa es otra historia. Como es otra historia la de las #AlcancíasRateras del Tren Ligero, que será el siguiente capítulo de esta serie.