Guardia Nacional
Fotografía: Cristian Rodríguez
Guadalajara, Jalisco.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este viernes que la Guardia Nacional estará encabezada por un militar en activo y en su cúpula también podrían participar militares en retiro.

“En la semana próxima, ya vamos a dar a conocer los integrantes del Estado Mayor y de la Guardia Nacional. Será un militar en activo”, dijo el líder de Moren) en su conferencia matutina.

En la rueda de prensa, que se celebró esta vez en Guadalajara, defendió que el comandante de este nuevo organismo sea un miembro del Ejército porque ellos tienen “rectitud, honestidad y profesionalismo”.

Finalmente, no descartó que militares en retiro se sumen al proyecto de la nueva Guardia Nacional, que requiere cuanto menos 50 mil elementos.

Con el nombramiento de un militar en activo al frente de la Guardia Nacional, López Obrador da un nuevo giro a este nuevo organismo conformado por policías y militares después de haber acordado con la oposición que estaría encabezado por un mando civil.

El presidente defendió, una vez más, que el Ejército y la Marina ahora puedan participar constitucionalmente en tareas de seguridad ciudadana.

En ese sentido, dijo que explicará “por qué necesitamos el apoyo del Ejército” en tareas de seguridad pública a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que se encuentra de visita en México hasta el próximo martes.

“Quiero que quede claro que el presidente de México es al mismo tiempo el comandante supremo de las Fuerzas Armadas y yo nunca voy a dar la orden al Ejército de que se reprima al pueblo de México”, prometió López Obrador.

Sobre la ola de violencia del país, que el año pasado registró 33 mil 369 asesinatos, el mandatario aseveró: “Ahí vamos avanzando. Tenemos todavía problemas en algunos estados. Pero tengo confianza en que lograremos serenar el país”.

La Guardia Nacional tendrá el objetivo de reducir los altos índices de delincuencia que sufre el país.

En otros temas, el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio, expuso que el plan de seguridad implementado en parte de este estado ha permitido reducir los índices delictivos hasta en un 27 % en Guadalajara.

Presente en al conferencia, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, indicó que aunque la inseguridad persiste en el estado, ha habido una baja y se trabaja en “la ruta correcta”.

Cuestionado sobre la explosión de un coche-bomba el pasado miércoles en Guerrero, atribuyó el suceso -muy poco habitual en México- a un “asunto vinculado a una organización regional” que “no pasó a mayores”.

Al hablar de la prensa, celebró que, en esta nueva etapa social y política, ya no se puede “engañar a la gente” y hay que actuar con “objetividad y profesionalismo”.

Defendió una vez más que se está limpiando de corrupción los principales órganos mexicanos, entre ellos el Poder Judicial.