derrame Grupo México
Ciudad de México, México.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este lunes que tras el derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico de la empresa Grupo México en el noroeste del país se espera un informe de las autoridades ambientales y aseguró que si se confirman daños se castigará a los responsables.

El martes 9 de julio en redes sociales se denunció, mediante un video, el derrame en la Terminal Marítima de Guaymas, en el Mar de Cortés, también conocido como golfo de California, de la empresa Grupo México.

En los días posteriores, se encontraron peces muertos además de una tortuga y un lobo marinos y algunos pelícanos sin vida, muertes atribuidas a la contaminación.

“Hoy voy a tener el informe de la Secretaría (de Medio Ambiente y Recursos Naturales) y de la Procuraduría (Federal de Protección al Ambiente) para cuantificar daños y tomar decisiones de conformidad con la ley”, apuntó el mandatario, que en días pasados anunció que se tomarían medidas.

“Si se cometieron daños, se tienen que reparar y se tiene que castigar a los responsables pero quiero tener el informe y el reporte, añadió

Apuntó que en su Gobierno “ya no hay influyentismo” y por lo tanto “se va aplicar la ley sin consideraciones de ninguna índole”.

“Ya no es tiempo (antes) el Gobierno estaba al servicio de los influyentes. Ahora se va a respetar la ley”, apunto.

A inicios de agosto de 2014, la minera mexicana Buenavista del Cobre, propiedad también del Grupo México, provocó un derrame de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre en los ríos Sonora y Bacanuchi en el estado de Sonora, por lo que recibió una multa de 1.5 millones de dólares en marzo de 2015.

Sobre el derrame de 2014, López Obrador dijo que revisarán el juicio, “si se avanzó o si se dio ‘carpetazo’, si sigue abierto el expediente y qué relación tiene con este nuevo derrame“.

En otros asuntos, el presidente reiteró que cuando su hijo menor entre a la secundaria a finales de agosto está planificado que la familia se mueva a un apartamento habilitado en Palacio Nacional.

Esperó que este cambio nos le impida “seguir viviendo de la misma manera” y dijo que le permitirá a él “aprovechar más el tiempo” y evitar levantarse tan temprano para acudir a la reunión de seguridad que cada día encabeza a las 06.00 hora local.

Finalmente, dijo que no estima descansar este julio o agosto unos días, porque su prioridad es sentar las bases para la transformación de México.

Sobre la venta del avión presidencial, afirmó que este 15 de julio concluye el plazo de la presentación de propuestas económicas y que pronto se dará a conocer a los interesados en adquirir este vehículo.

Recordó que la ONU acompaña en la licitación para lograr la mayor transparencia posible.

Acerca de la finalización y los sobrecostos existentes en la obra del tren Ciudad de México-Toluca, López Obrador aseguró que se va a terminar la construcción aunque el precio de la obra se ha multiplicado por tres frente a la planificación original.