Este martes 7 de febrero, el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, después de 18 años, entregará la estafeta de la Arquidiócesis de Guadalajara a su sucesor José Francisco Robles Ortega. 18 años que no fueron sencillos para Sandoval Iñiguez, donde sufrió atentados y a punto estuvo de pagar con su vida el insistir en que fuera aclarado el crimen de otro cardenal, Juan Jesús Posadas Ocampo. Sandoval Iñiguez habla respecto al tema en exclusiva para Medios UDG Noticias.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here