Igual de endeudada, pero sin escándalos ni asesinatos, entregará Antonio Mateos, la presidencia municipal a su sucesor también del PRI, Jorge Arana Arana.
Reconoce que no pudo despedir más de 350 empleados que tenían base y que le dejó el PAN, pero sí transparentó la tesorería que no le dieron a conocer y en la que mes con mes, encontró “sorpresas” sobre deudas que le heredó Jorge Vizcarra.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here