La desnutrición infantil en la región norte de Jalisco afecta más a niños de 2 a 4 años de edad.