Debido al robo de la totalidad del sistema eléctrico que sufrió el pozo 10-B, numerosas colonias de Ocotlán se quedaron sin agua o vieron reducido considerablemente el flujo de la misma. El director de Gestión Integral de Agua Potable y Drenaje, Ramón Ruelas de la Mora, aseguró que el problema fue resuelto desde el viernes pasado y que la reparación le costó al ayuntamiento aproximadamente 160 mil pesos.
Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here