Tapatíos optan por otros medios de transporte, gracias al gasolinazo.