Levantar las heces caninas y tirarlas correctamente es una actividad de salud y seguridad pública; una acción en la que debe participar quien posee una mascota. Sin embargo, en Colotlán,  la irresponsabilidad que muestran algunos dueños aunado a la sobrepoblación de perros que hay,  ha generado la inconformidad de quienes transitan por la vía pública y la exigencia de que se implementen medidas que solucionen una problemática que se acentúa cada vez más en la localidad.