Fotografía: Cortesía
Guadalaja, Jalisco.

Derrumbes y desprendimientos de tierra y piedras es lo que ha dejado las últimas lluvias en la carretera estatal 544 Guadalajara-Talpa.

Elementos de protección Civil del Estado con ayuda de las autoridades de los municipios de Mascota y San Sebastián del Oeste realizan la limpieza de la vía que dejado las torrenciales lluvias en la zona de la Sierra, y que ha afectado el paso de vehículos.

Otra de los municipios que también ha dejado afectaciones leves es en Tomatlán donde el río Los Horcones subió de nivel y arrastró hacia la bahía de Boca de Tomatlán pequeñas embarcaciones de pescadores que quedaron parcialmente hundidas.

Por su parte, la zona metropolitana de Guadalajara reportó la afectación de 38 viviendas en Tlaquepaque, en las colonias Loma Bonita Ejidal y en Balcones de Santa María, en Zapopan se contabilizaron siete domicilios afectados en El Colli, en Zapopan Centro y Tabachines mientras que en Guadalajara bomberos tapatíos reportaron inundaciones en vía pública afectando a colonia del Sur del municipio entre ellas Polanco Echeverría y López de Legaspi.

Henry Saldaña