Llegan a México 10,1 toneladas de insumos médicos desde China
Fotografía refeereancial: EFE
Ciudad de México, México.

Un avión con 10,1 toneladas de insumos médicos, para enfrentar la pandemia de la COVID-19, arribó esta martes por la noche a la Ciudad de México, procedente de la ciudad de Shanghai, China, informó la oficina de la presidencia de México.

Entre los insumos están guantes de exploración y mascarillas KN95, adquiridos por el Gobierno de México para la protección del personal médico que enfrenta la enfermedad.

En un comunicado, se explicó que este “primer bloque de equipo de protección” para el personal de salud “será distribuido esta semana entre las diversas instituciones de Salud federal y todos los estados de México”.

También se apuntó que el Sector Salud de México adquirió los insumos en China, a través del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), y con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Además, por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, la compra del equipo médico fue realizada por el Insabi, en coordinación con la SRE, que realizó gestiones ante el Gobierno de China “para establecer un puente aéreo para su envío a México”.

La nota precisó que el embarque se transportaron mil 184 cajas con 10,1 toneladas de guantes de exploración y mascarillas KN95 desde Shanghai, “productos indispensables en las labores de tratamiento y cuidado de la COVID-19”, bajo la normatividad y pautas establecidas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Según estimaciones, la carga contiene un millón de mascarillas y 800.000 guantes.

El vuelo abrió el puente aéreo México-China-México que se utilizará para el traslado de insumos médicos durante el tiempo que dure la pandemia en este país.

La cifra de muertos en México llegó este martes a 141 y la de casos confirmados a causa del COVID-19 a 2 mil 785, informaron las autoridades sanitarias.

El número de nuevos casos registrados (346) ha sido el más alto desde que se presentó el primer caso en este país el 27 de febrero.

Hasta el 30 de abril, las autoridades sanitarias mexicanas ordenaron el cierre de escuelas, suspensión temporal de actividades, restricción de reuniones masivas, medidas específicas de protección para personas de riesgo más vulnerable, que son los adultos mayores, embarazadas y personas con enfermedades crónica.