Por Luz Atilano

Como hemos compartido anteriormente, no es nuevo para laguenses y alteños el problema que el municipio y la región atraviesan en lo que se refiere al abastecimiento de agua tanto a zonas urbanas como a zonas rurales; y prueba de ello fueron las numerosas dificultades que en esta materia se presentaron durante la pasada temporada de estiaje.

Gestión irresponsable del agua frente a una situación crítica

Sin embargo, de acuerdo con especialistas en el tema, dicha problemática va más allá de las fallas que comúnmente se presentan en los sistemas hidráulicos municipales, pues se trata en realidad de la gestión irresponsable del agua utilizable en la región y de la nula inversión en nuevas alternativas para subsanar este déficit; tal como lo señala Juan Guillermo Márquez Gutiérrez, coordinador del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua en el Estado de Jalisco (OCGIAEJ):

«La situación es crítica en cuanto a que prácticamente todo el territorio se encuentra en veda, tanto de las aguas subterráneas, los acuíferos, para perforar pozos, digamos… y las aguas superficiales, la imposibilidad de que se puedan construir bordos por esas vedas que están impuestas. […] Hay una situación demasiado crítica en Los Altos en el sentido de que prácticamente todos los municipios están sin disponibilidad del agua tanto subterránea como superficial… lo municipios, pues están en veda y sin disponibilidad».

Disponibilidad de agua en Lagos de Moreno

Y es que, según datos proporcionados en 2015 por la Comisión Estatal del Agua en Jalisco, tan sólo en el caso de Lagos de Moreno, cuyo abastecimiento depende de 24 presas y demás acuíferos y cuencas hidrológicas, la disponibilidad es señalada como nula en casi todos sus cuerpos de agua; las cuencas hidrológicas con poca disponibilidad y marcadas con veda son: Río Encarnación (1.46 Mm3), Río Lagos (1.71 Mm3) y Presa El Cuarenta (0.41 Mm3); mientras que los únicos puntos marcados con disponibilidad son dos acuíferos conocidos como Primo de Verdad (4.39 (Mm3) y 20 de Noviembre (19.44 Mm3).

Un tema manejado a la ligera

Además, es importante mencionar que si bien los datos sobre disponibilidad de agua en el mundo, refieren 2 mil 400 metros cúbicos por habitante, en nuestra región el promedio es de apenas 300 metros cúbicos por persona, uno de los porcentajes más bajos y contrastantes; y asimismo, uno de entre tantos datos que al respecto no se hacen llegar a la población, pues de acuerdo con Márquez Gutiérrez, este es un tema manejado a la ligera y en el que suele manipularse o hacerse poco accesible la información:

«Y no vemos pues que esté habiendo una reacción en proporción. Primero, porque se carece mucho de información, han tratado los funcionarios públicos de confundir a la gente, o sea, no le han entregado la información verídica… esas propias fichas técnicas hidrológicas municipales las han escondido por ahí en algún lugar en la red, en su sitio, bueno lo que hicieron fue quitarle el fácil acceso a la página y esconderlo, contrario a lo que cualquiera esperaría. […] Aquí lo que ha faltado es primero la información para que la gente pueda tratar de exigir el cumplimiento de ese derecho, y sobre todo ha faltado el acompañamiento, la tutela y la defensa de las autoridades, que deberían estar haciendo eso… No es tanta la obligación del ciudadano el que deba estar exigiendo, es un derecho que tienen de poder exigir el cumplimiento, pero la obligación en primer término es de las autoridades, que deben estar velando por los intereses y por los derechos de sus gobernados».

En este sentido, indica el coordinador del OCGIAEJ, no están siendo explicadas las consecuencias de acciones tan impactantes como la realización del trasvase de agua desde la presa El Zapotillo hacia León Guanajuato. Sino que se habla únicamente de los supuestos beneficios, mientras que en el fondo se encuentran los intereses privados de unos cuantos.