Por Luz Atilano

Apenas han transcurrido cinco meses de haberse inaugurado la obra realizada en calle Francisco I Madero, como parte de la séptima etapa de rehabilitación del Centro Histórico y con recurso de Pueblos Mágicos, y ya se hacen notar algunos desperfectos.

Y es que, poco parecen haber valido los también cinco largos meses en los que comerciantes y vecinos de las tres cuadras que van de calle 16 de septiembre a Constituyentes, tuvieron que lidiar con un proceso lento y con constantes retrasos que también impactaron en sus ventas; pues a la fecha, algunos de ellos ya han debido realizar algunas adecuaciones o reparaciones, mientras que el concreto del arroyo vehicular luce considerablemente desgastado y contrasta con el estado de cuadras intervenidas desde 2013.

“Cómo quedaron algunas banquetas que se remodelaron, no propiamente de los que es el tramo de la Francisco I Madero pero sí de las otras vías que ellos tuvieron que abrir y pues ahí tuvieron que remodelar algo, para meter un tubo o algo así… y están en muy malas condiciones, sobre todo pensando que todo esto es una zona donde vienen muchísimo adulto mayor, muchísimas mujeres que andan con sus niños porque van aquí al hospital y entonces resulta ser muy peligroso aparte de que en algunas partes la banqueta no está adecuada.

Y no soy especialista en el tema pero sí creo que ese tramo de lo que es 16 de septiembre a Luis Moreno, ya está prácticamente liso, ya está prácticamente sin el estampado… yo no sé qué tanto afecte a la calidad del concreto, por lo menos sí está afectando a lo que es la imagen, porque en todo caso ¿por qué le ponían el estampado?, porque se pretendía que se viera uniforme, que se viera con cierta estética… y creo que se está perdiendo con eso. Resaltar también la parte donde no quedó, en algunos domicilios y sobre todo en lo que es el Hospital Regional, donde no se pusieron los escalones adecuados, pensando otra vez pues en los adultos mayores”, comparte Jesús Esparza, locatario de la zona.

Pero la deficiencia de la obra se hace notar no sólo en las cuestiones mencionadas, además, ha repercutido en daños internos y por ende de mayor gravedad. Según comparten locatarios de dos domicilios ubicados en la esquina de Francisco I Madero y 16 de septiembre, en sus casos la afectación ha sido directa al enfrentar una inundación provocada por fugas en los drenajes durante la mañana del pasado miércoles.

Una situación de la que, señalan, pudieron percatarse durante el transcurso mismo de la obra y a la que no se dio solución pese a su advertencia tanto a autoridades municipales como estatales:

“Pues toda el agua se salió por el retrete, por la zona del baño, y se nos inundó. Entonces, como nosotros vendemos productos médicos y hospitalarios, muchas cajas con productos se nos mojaron. Desde que arreglaron esta calle iniciamos con esos problemas”.

Fuga de agua provocada por incapacidad de tubo

“A nosotros nos dijeron que habían puesto un tubo muy chico y como aquí hace tope el agua, entonces no alcanza a correr el agua como es… con una lluvia de 15 a 20 minutos nosotros ya estamos inundados y son aguas negras. Nosotros en cuanto empezamos a ver eso hablamos con los ingenieros pero hicieron caso omiso. Entonces, como ellos no nos hicieron caso, hablamos a la presidencia con el ingeniero Limón (titular de Recursos Hidráulicos), él vino, revisó y les dijo que tenían que poner un tubo más grande, que el tubo que pusieron ellos no estaba bien. Tiene que ser uno más grande, que si no lo tenían en la Presidencia se los podían dar… para eso tenían que levantar la obra y obviamente se les hizo más fácil dejar así la obra y hacer caso omiso de lo que nos estaba pasando a nosotros. Ayer no llovió, pero supuestamente se vino un tapón, que estaba en la parte del Hospital, aquí a la esquina y eso ocasionó que nosotros nos inundáramos… fue, no te miento, como una hora saliendo aguas negras y olía horrible. Sí vinieron los de drenaje, sacaron el tampón y se acabó el problema… aquí la cuestión es que esto fue sin abrir lluvias… imagínate ahora que vienen las lluvias cómo nos va a ir…”

De este modo, los vecinos y locatarios hacen un llamado a las autoridades para que realicen las adecuaciones correspondientes antes de que llegue la temporada de lluvias y el problema se agrave y se replique incluso en otros domicilios de la calle.

Habría que añadir que este tipo de situaciones también se presentaron en la calle Hidalgo, rehabilitada con recurso de Pueblos Mágicos en 2015 y donde hace cerca de dos meses se debió intervenir con bacheo debido a lozas levantadas.

1 Comentario

  1. Me gustaría encontrar el reportaje que saco un reportero de varias casas de Lagos de Moreno Jal, entre ellas está la de mis abuelitos ubicada en la calle Madero #14 de la familia Calderón Moreno .

Comments are closed.