Por Jonatan Gallardo

La historia de Don Juan Tenorio, escrita por el poeta y dramaturgo español  José Zorrilla, fue presentada este sábado en el Teatro José Rosas Moreno. Se trató de una adaptación que contó con la actuación del grupo Renacenario, conformado por 30 personas de la tercera edad -25 mujeres y 5 hombres.

Entendida como un drama religioso-fantástico, la obra se divide en dos partes con siete actos en total. Al respecto el asesor y asistente de dirección, Eduardo Alesana explica en qué consiste la trama del montaje.

“La historia, la trama es una novela escrita por don José Zorrilla hace más de cien años. Es sobre Don Juan Tenorio, un hombre audaz, dedicado a matar y a conquistar mujeres, y  de ahí vienen las frases y el eslogan del ‘juanísmo’, cuando una persona es muy conquistadora se le dice que es un Don Juan. El protagonista es una persona que apuesta con un amigo para ver quién consigue más mujeres y más muertos en un año. La historia empieza con esa apuesta y al año se vuelven a reunir; esto se desarrolla en Sevilla. Y a partir de ahí viene toda la trama porque Don Juan le gana a su eterno rival, que es Don Luis, en conquistar amores y derrotar enemigos. Pero le falta conquistar a una monja y a la novia del mismo Don Luis”.

Sobre el grupo de teatro

Renacenario surgió en la delegación Benito Juárez como un proyecto llamado Universidad de la Tercera Edad. El nombre del grupo refiere a “renacer en el escenario”. Posteriormente los integrantes derivaron al Centro Cultural Juan Rulfo en a Ciudad de México.

“Es un grupo de personas de la tercera edad dedicadas al teatro solamente por gusto. No tenemos ningún ingreso sobre esto, todos lo hacemos por gusto al teatro, personas mayores de 60 años. Y lo que podrán ver es la entrega que tienen las personas de la tercera edad en el teatro, pero no solamente en el teatro sino en la vida; tratar de mostrar que los clichés que se les ponen a las personas de la tercera edad están totalmente equivocados”, explicó el asistente de dirección.

La obra se ha presentado en diferentes partes de la república y cuenta con la dirección de Rubén Emilio Cuén. Lagos de Moreno se suma a los municipios donde le grupo dio muestra de que no importa la edad para hacer teatro.