Por Luz Atilano

Por su investigación de poco más de un año en el tema de la vinculación Academia-Empresa y por su intervención en un proyecto de mejora de la efectividad de máquinas de corte en una empresa de arneses automotrices ubicada en nuestro municipio, la maestra e investigadora del Instituto Tecnológico Mario Molina Campus Lagos de Moreno, Beatriz Adriana Esparza Ramírez, fue premiada con la segunda edición del galardón Manuel López Cotilla. Distinción otorgada por Jalisco Tecnológico (JALTEC) a las mejores prácticas de investigación y docencia sobre vinculación y articulación entre el trinomio Empresa-Academia-Gobierno.

Galardón Manuel López Cotilla

Su proyecto fue seleccionado entre las varias propuestas que a nivel estatal hicieron diversas instituciones educativas de niveles superior y media superior en materia de su vinculación con empresas. De acuerdo con la investigadora, el alcance de su trabajo fue lograr la agilización de la forma en que la empresa operaba, pues mediante estudios y pruebas recabadas, se observó que ciertos procedimientos eran innecesarios y se logró proponer e implementar algunos más efectivos que trajeron consigo una reducción de tiempos de más del 50%.

«Dentro del trabajo con las universidades y en este caso, en este proyecto, pudimos trabajar en el aspecto de la innovación porque la maquinaria, o las máquinas en las que estuvimos haciendo el análisis o el trabajo de investigación, actualmente son 45… el estudio se hizo con una y se hizo la demostración con toda la aplicación de herramientas de industrial y de la técnica de SMED, que fue la principal. Pudimos tener una demostración en las juntas con los directivos de una disminución del tiempo, de 15 minutos hasta 6. Se pudo también hacer una creación, se desarrolló un dispositivo que permitía instalarse en la máquina, adaptarse a la máquina y entonces generar ventajas digamos en la parte con las otras máquinas que no tenían ese dispositivo en la parte del cambio de herramientas, porque todo estaba a la mano, todo donde debería de estar para que las personas involucradas o los operarios involucrados en el cambio tuvieran acceso a la herramienta, a los equipos que precisamente ocupan».

Mtra Beatriz Esparza, Tec Lagos

La maestra destaca la importancia que tiene que las empresas den entrada a este tipo de proyectos generados desde la academia, pues además de incentivar investigaciones de los docentes del Instituto Tecnológico, ayudan en la mejora de los alumnos que se involucran directamente en ellas, ya que llevan a la práctica estudios y aplicaciones científicas y se abren las puertas hacia el sector productivo.

Trabajo que la motiva, señala, pues este tipo de proyectos, el suyo ahora reconocido a nivel estatal, comienza también a verse reflejado en la incursión de algunos de sus estudiantes, que ya se encuentran apoyando a pequeñas empresas de la región:

«En este semestre, tengo un grupo de tercer semestre de Ingeniería Industrial que está apoyando a microempresas, a micros, medianas y pequeñas empresas de nuestra región. Siete en total: tenemos una fundición, dos cremerías, una pequeña empresa de calzado, a una herrería que tiene ya más de 50 años en nuestra ciudad. Entonces, estos estudios que realizan son profesionales. Yo siempre estoy con ellos, asesorándolos o respaldando los estudios, estos proyectos son de evaluación. O sea, yo los evalúo a través de proyectos. Entonces, a partir de tercer semestre en la carrera de Industrial, tienen la manera de llevar a la realidad esta formación profesional que llevan en el Tecnológico con estos tipos de proyectos académicos que llevan dentro de las materias. En lo personal, es una gran satisfacción que sea reconocido este trabajo de años, no solamente en estas empresas trasnacionales, sino también en empresas de nuestra región, que ocupan del apoyo profesional o de nuestros egresados, de nuestros estudiantes, de nosotros los docentes e investigadores… entonces sí comparto esta parte de que es un motivo para continuar».

La designación del galardón Manuel López Cotilla ocurre bajo decisión de un comité evaluador integrado por personal del CONACYT, de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología, de Cámaras de industria de la transformación y Cámaras de Comercio, quienes validan los documentos que evidencian la vinculación entre la academia y empresas.

Recibir este galardón, es para el Campus Lagos de Moreno del Instituto Tecnológico Mario Molina, un logro institucional, pues avala el trabajo de calidad que se realiza en sus instalaciones, así como los resultados y el alcance de sus investigaciones. Vuelve a la institución más competitiva a nivel regional.

Beatriz Esparza es ingeniera industrial por el CULagos de la Universidad de Guadalajara, maestra en ingeniería industrial por La Salle Bajío y planea ingresar el próximo año a un doctorado en Manufactura avanzada en un Centro de Investigaciones en Aguascalientes. Lleva 13 años trabajando para el Tecnológico y 5 en el área de investigación, donde es responsable del Cuerpo Académico “Calidad, productividad e innovación tecnológica en las organizaciones”. Además del mencionado, trabaja otros proyectos, en los que más de 50 alumnos de tres distintas carreras han colaborado apoyando a más de 15 empresas de esta región.