Por Jonatan Gallardo

El propósito fundamental de todo periodista es el bien de la sociedad, aclara Álvaro Delgado Gómez durante la conferencia “Periodismo desde lo local en la era digital”. En la mesa lo acompañan Jesús García López, Agustín del Castillo y Celia Espinoza, periodista local quien presenta oficialmente el medio digital El Río.

La charla invita a reflexionar sobre la importancia de la labor periodística en un contexto digital, donde el internet y las redes sociales conectan y difunden información más allá del ordenador donde se escriba. Sin embargo, pese a este cambio tecnológico que aún no permite a la profesión sentar bases y fijar un espacio estable, el reporteo permanecerá como la columna vertebral del periodismo.

Local y universal

Por ello el Premio Nacional de Periodismo 2003 indica que la labor entre más local más universal: “Hay ejemplos maravillosos de esto que estoy diciendo: Rulfo, el maravilloso escritor jalisciense, es universal siendo que su literatura es localísima; o Gabriel García Márquez, Macondo es este pueblo imaginario que sin embargo existe en Colombia y es en este universo colombiano que se construyó el nobel”.

Aunque  Delgado Gómez comenzó en el periodismo hace tres décadas, reconoce que la historia de Lagos de Moreno debe seguir reivindicándose. El municipio cuenta con una historia muy sólida y consistente, precisamente en el ámbito histórico por Pedro Moreno y el Fuerte del Sombrero, y también hay una gran tradición literaria y artística.

Objetivo de la profesión

Por lo que la labor del periodista es meramente social, ya que es a la gente a quien se debe dar herramientas para que forje su propio criterio: “Investigar, difundir asuntos de interés público, es decir asuntos que le conciernen a un grupo social, a una colonia, a un municipio, a un estado, a un país. Asuntos que le conciernen, que le afectan, que le interesan a una comunidad que a partir de que se informan toman decisiones y esa es la responsabilidad social del periodista: proveer de información a una comunidad para que tome mejores decisiones. No estamos para hacer revoluciones o hacer activismo, estamos para proveer de información a la sociedad. Y estamos también para trascender a los poderes que se oponen a esa información que se le debe hacer llegar a los ciudadanos.”.

Poderes fácticos

Si bien siempre hay poderes políticos, económicos, religiosos y mediáticos que se oponen al conocimiento de información de carácter público, no deben sobreponerse los intereses personales ante el flujo de información. Por lo que el periodista indica que en Lagos de Moreno también hay caciques como los Ruiz Esparza, grupos en la sociedad que tienen un poder económico y líderes religiosos a quienes hay que trascender y, a veces, confrontar con el objetivo de un medio, de pluralidad y democracia.