Por Gabriela Arreola

Antes de hablar de sus proyectos actuales, que tienen que ver con el área óptica, el doctor Víctor Manuel Durán Ramírez cuenta parte de su vida referente a sus años como estudiante, una historia algo diferente a lo que otros investigadores comparten. Aunque se cohíbe un poco al decirlo, no fue un alumno muy regular por razones que prefiere omitir, pero lanza de la nada un dato que podría denominarse como bastante curioso, y es que cuando estaba a punto de graduarse de la Licenciatura en Ingeniería Mecánica Eléctrica por el Instituto Tecnológico de León y tenía que presentar un último examen, prefirió jugar una final de futbol.

Un investigador poco convencional

El doctor Durán Ramírez es profesor e investigador del Centro Universitario de los Lagos desde 2005, y explica que muchas veces esta historia de su juventud como estudiante sorprende e inspira a los alumnos, pues les demuestra que nunca es tarde para decidirse a obtener lo que uno quiere en el terreno del conocimiento, pues, aunque un poco más tarde que algunos colegas, el especialista logró doctorarse en el Centro de Investigaciones en Óptica.

“Cuando doy clase muchos alumnos me dicen que cómo le hice para saber tanto, les cuento a veces esta historia y como que no se la creen, pero aparte los motiva porque piensan que sí tienen esperanza, yo les digo que claro que sí, que es cosa que se decidan. Aquí lo importante es que uno se decida a adquirir el conocimiento, entonces, cuando uno tiene claro lo que quiere, es increíble, porque la mente responde, por el gusto del aprendizaje, del conocimiento, o porque uno quiere que los demás realmente entiendan y aprendan”, comparte.

Ir más allá de las teorías y los diseños

Durán Ramírez dice que siempre le ha gustado ir más allá del diseño y las cuestiones teóricas; algo que disfruta es que su trabajo pueda apreciarse en la realidad y que tenga aplicaciones prácticas y funcionales. A continuación, habla acerca de sus proyectos de investigación:

“La principal es el diseño óptico y la medición de parámetros ópticos, me estoy enfocando más en eso. En el CIO (Centro de Investigaciones en Óptica) fue un esferómetro para medir curvaturas; ya en investigación aquí en Lagos diseñé una placa para reformatear haces de alta potencia. Últimamente trabajamos en un proyecto para medir la densidad óptica, que se conoce como índice de difracción de líquidos, utilizando una rejilla de difracción. Todo siempre trato de que sea algo que se mida, que sirva para medir algo.

El doctor comenta que le gustaría que sus proyectos tuvieran una aplicación más directa en la sociedad, reconoce que por lo menos actualmente las investigaciones que realiza tienen aplicaciones a nivel laboratorio; sin embargo, no descarta que en un futuro él, junto a sus compañeros del Cuerpo Académico de Fotónica y Materiales, puedan realizar trabajos interdisciplinarios que ayuden a solucionar alguna problemática de la región.