Por Jonatan Gallardo

A sus 24 años Alan López Miranda creó un proyecto poco usual. Oriundo de Lagos de Moreno, pensó en resaltar aquellos aspectos que dan identidad al municipio, desde los monumentos arquitectónicos y personajes de la historia, hasta figuras contemporáneas.

Comparte, aunque tenía la idea de lo que quería hacer, no sabía cómo aterrizarla:

«Primero era una colección de cartas, mi idea empezó con eso pero después dije “¿por qué mejor a las cartas no les pongo una función?”, entonces tuvo más sentido. Lo pensé como coleccionable, forma turística, información, cultura laguense, con más diseño… entonces está más justificado y tiene más sentido combinar tres cosas. Porque es coleccionable pero puedes jugar».

Juego de naipes

La colección de naipes es un proyecto que lleva por nombre Lagos Arts. Cada una de las 54 cartas está ilustrada con un personaje, un lugar o alguna frase que conozcan los habitantes. Según cuenta López Miranda, la finalidad es reconocer y apoyar el talento laguense, principalmente a personas que de acuerdo a lo que realizaron o hacen, ponen en alto el nombre del municipio a través de la historia, el arte, la cultura o el deporte.

Propuesta gráfica

Otro de los puntos que destaca el también diseñador gráfico es la técnica que utilizó para la creación de cada imagen:

«Pues cada carta tiene su justificación. No solamente son los personajes sino que también tienen técnicas de diseño, técnicas de representación de diseño, conceptos básicos de diseño. Todo está en una sola cosa del diseño, la ilustración con las personas y el juego. Son tres cosas en una sola».

La creación de la baraja le llevó año y medio. En redes sociales hizo una consulta para conocer, en opinión de los habitantes, qué personas daban identidad al municipio y lo representaban en distintas disciplinas. Después, contactó a los seleccionados para conocer su historia y tener la aprobación de figurar en las cartas.

Exposición

Aunque Lagos Arts presentó una exposición en el Centro Cultural de Santiago, que aún permanece en el recinto, el ilustrador explica que entre sus próximas propuestas se encuentra dejar pequeños stands en los negocios que patrocinaron el proyecto, así como en hoteles y restaurantes. Además, desea montar otra muestra en el Jardín de los Constituyentes, para mayor cercanía con las personas.