Lagos de Moreno, Jalisco

Vecinos de las Instalaciones de la Feria resienten las festividades que se realizan al interior de los muros del inmueble, no obtienen ningún beneficio por tener los eventos tan cerca y por si fuera poco tienen que enfrentarse por sí solos a problemas que son consecuencia del evento: tráfico, inseguridad, cortes de agua, ruido inmoderado y basura.

Por Gabriela Arreola

Una barda perimetral de aproximadamente tres metros delimita el espacio en el que se realizan todas las actividades de la feria; por fuera, solo separados por la construcción, los habitantes de La Esmeralda, Jacales, Municipio Libre y varios fraccionamientos de nueva creación, sufren las consecuencias de las celebraciones y eventos. Hay seguridad, limpieza y agua en las instalaciones, pero no para las zonas habitacionales que se encuentran en la periferia.

Uno de los problemas más graves que aquejan a los vecinos en estas fechas particulares son los cortes de agua, dicen que si de manera regular el recurso es escaso, lo es más en el periodo de las festividades, pues las colonias y fraccionamientos aledaños a las instalaciones son sacrificados para surtir a la feria.

Cortan el agua para estas fechas, hay bastantes cortes del agua. Sí nos gusta la feria, pero lo único que nos afecta es que sí nos quitan el agua, y luego hay muchos robos por tanta gente que llega, mucho tráfico, hemos durado como ocho días sin tener agua. Nos quitan el agua, pues ya algo se va acomodando, sí, algo nos perjudica. Tres, cuatro días, pues ya sabemos, llenamos lo que podemos, porque sabemos que nos la cortan para suministrar el  agua allá, pero lo que yo pienso es que nos deben de avisar. “

Por otra parte, debido a que los visitantes de la feria muchas veces no están dispuestos a pagar un estacionamiento en forma, prefieren adentrarse en las calles de las colonias y ocupar sin permiso los espacios de estacionamiento particulares, u obstruir las cocheras.

Por si fuera poco, los índices de inseguridad se disparan, sobre todo en el tema de robo de vehículos. Hay seguridad al interior de las instalaciones, no así para la parte exterior, donde las zonas habitacionales se ven completamente desprotegidas.

Una pues los estacionamientos, mucha gente por no pagar un estacionamiento se viene hasta acá y con eso se traen los robos de vehículos, daños que les provocan a los mismos. Lo que sí pediría yo es que nos tomaran más en cuenta con la seguridad, que hubiera más seguridad, porque fíjese cuando son estas cosas es una robadera, les han robado las llantas completas a los carros y les quiebran los vidrios y le roban lo que traen adentro, entonces pienso yo que se necesita más seguridad, y no nada más en estas fechas.”

Otras consecuencias que acarrean las festividades de agosto tienen que ver con el ruido inmoderado que suele durar hasta la madrugada, y la basura que dejan los visitantes al exterior de la feria, cuestiones de las que tampoco se ocupan ni el Patronato ni el Ayuntamiento

Amanecen, uno está consciente de que es una feria y tiene que haber ruido, pero sí hay veces que no lo soporta uno porque estamos muy cerquitas y lo que son los antros, pues es lo que más bulla hace. La basura también, con todo esto mucha gente viene, se hace la limpieza interior de la feria pero todo el exterior no se hacen cargo la gente ni el Ayuntamiento, nadie.”

Por si fuera poco, los problemas de tránsito están a la orden del día en esas fechas, pues el tráfico aumenta considerablemente e impide que las personas residentes se trasladen tanto en sus vehículos particulares, como en transporte público, ha habido embotellamientos de hasta una hora, cuando se realizan los eventos principales.