Por Gabriela Arrela

Como parte de las actividades del Operativo Candelaria 2018, en el que se estipula la participación conjunta entre diversas dependencias para garantizar el arribo del millón 200 mil peregrinos a San Juan de los Lagos, la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Jalisco (Coprisjal) se encarga de vigilar la higiene y el buen tratamiento de los alimentos que son vendidos o regalados a los peregrinos en su trayecto.

Atienden los municipios por los que transita el peregrino

Coprisjal es un departamento adscrito a la Región Sanitaria 02, por lo que aunque está asentada en la ciudad de Lagos de Moreno, da atención en los municipios que integran la región Altos Norte y que en este caso son transitados por peregrinos. Estos son principalmente: Unión de San Antonio, Lagos de Moreno, San Diego de Alejandría, Ojuelos, Encarnación de Díaz y por supuesto San Juan  de los Lagos.

El operativo inició formalmente el 18 de enero y se espera que termine hasta el 4 de febrero.

«Coprisjal tiene competencia en cuanto al fomento sanitario, el control sanitario y la toma de medidas de seguridad. Nosotros estamos haciendo verificaciones a todos los comercios ambulantes que se colocan en el trayecto de los peregrinos; se están tomando muestras para hacer análisis microbiológicos, se están tomando muestras de aguas residuales para su análisis de detección de cólera. Hasta el momento todo ha salido negativo. Se da fomento sanitario en todos los establecimientos que están en el trayecto”, señala José Luis Tapia Ramírez, coordinador de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Jalisco de la región.

El titular dice que se les dan aditamentos a los comerciantes para mejorar la higiene. Por otra parte, asegura que también se les instruye sobre algunas recomendaciones profilácticas como utilizar agua hiperclorada, lavarse las manos, preparar los alimentos a diario y en cantidades pequeñas que se consuma de inmediato; cubrir los alimentos, usar mandil y cubre pelo, entre otras.

«Nosotros, los sitios que tenemos como problemáticos serían: Las Cruces, Las Crucitas, Paso de la Mesa, Crucero de Tlacuitapa y Agua de Obispo, es lo más complicado para nosotros y es a donde mando la mayoría del personas que está participando en este operativo».

Sólo 5 inspectores para varios municipios

Son 5 los inspectores que están visitando los diferentes establecimientos, número que parece reducido teniendo en cuenta que las rutas de peregrinaje son varias y a lo largo de las mismas son muchos los puntos en los que se instalan los puestos que venden comida y demás artículos a las personas en su camino.

Por su parte, Tapia Ramírez indica que la prevención debe extenderse más allá de las fechas de operativo y del paso de los peregrinos.

«Después de que pasen los peregrinos hay que tener cuidado de mantener la cloración adecuada, porque ellos se van y pueden dejar muchos problemas de fecalismo al aire libre, como sabemos, entonces que se sigan manteniendo las medidas precautorias para evitar riesgos».

Intoxicaciones

Al momento de realizar esta entrevista, el coordinador de Coprisijal aseguró que no se había presentado ningún incidente que se relacionara con la sanidad de los alimentos que se ofrecen a los peregrinos en su trayecto. Sin embargo, poco después, El Informador, este reconocido periódico del estado de Jalisco, sacaba a la luz una nota en la que daba razón de 30 peregrinos que habían resultado intoxicados por ingerir comestibles en mal estado cuando ya se encontraban en el municipio de San Juan de los Lagos.