La Tercera
Imagen: Canal 44
Guadalajara, Jalisco. 

Debido a que la Tercera División Profesional de Fútbol en México denominada Liga TDP en muchos sentidos parece no ser tan profesional, Canal 44 se dio a la tarea de investigar cómo se encuentran las condiciones para todos los involucrados.

Un equipo de tercera división tiene un costo ante la Federación Mexicana de Fútbol de un millón 200 pesos aproximadamente, pero conforme avanzan los torneos ese dinero invertido por los propietarios de cada uno de los conjuntos que conforman la liga, no se ve remunerado o deja de ser un negocio para los empresarios que en algunos casos deciden dar un paso al costado al no contar ya con recursos para continuar.

La tercera división está conformada por 192 equipos de 31 estados de la República divididos en 14 grupos. En el caso de los 34 conjuntos de Jalisco que compiten en los sectores 9, 10 y 11, la situación también es complicada desde hace algunos años al no ver retribuido su esfuerzo por apoyar a cientos de jovencitos.

Uno de ellos es el equipo Catedráticos Elite de Etzatlán que ante la situación económica, han tomado la decisión, como en muchas instituciones, de cobrar los registros ante la Federación Mexicana de Fútbol a los jugadores, que oscila entre los 3 mil 100 pesos por elemento.

“Nosotros aquí en Catedráticos ya vamos a pedir para el registro a los jugadores porque definitivamente si no es así, no vamos a poder continuar, no se puede con un gasto excesivo mes tras mes, con infracciones, con derecho de participación, con el tema de la franquicia que aún las vamos pagando”, afirmó el director deportivo de Catedráticos Elite, Eugenio De Obeso.

“Lejos de darnos económicamente los beneficios, nos ha dado este situaciones muy apremiantes y ha pasado por mi mente en muchas ocasiones no continuar, hemos hecho un trabajo arduo, de todo lo que es el comité deportivo, el cuerpo técnico hemos sacrificado algunas cuestiones pero seguimos dándonos cuenta de que los jóvenes necesitan el apoyo”, dijo el presidente y dueño de Catedráticos, Juan Manuel Durán.

En Acatlán, otro de los equipos de Jalisco que compite en la división, tampoco las ganancias son las esperadas, pese a vender la franquicia de la Liga Premier que consiguieron hace algunos torneos.

“Los ingresos que tenemos son por algunos jugadores que nos cubren, que nos pagan los equipos que se los llevan, que son pocos los que pagan y hemos tenido la suerte de tener ascensos y vender la franquicia a la Liga Premier, por eso nosotros tenemos capital para ir trabajando, las empresas no patrocinan porque dicen que nadie nos ve”, aseguró el dueño del Acatlán F.C, Joaquín Gómez.

Uno de los aspectos que más afecta a los empresarios en esta categoría a diferencia de la Liga Premier o en la Liga de Expansión, es que los equipos de la primera división se llevan a los jugadores en muchos casos sin otorgar ninguna remuneración económica a los conjuntos de tercera por formarlos y darles la oportunidad de mostrar su talento.

Además en cada temporada los dueños de los conjuntos tienen que dar una cuota de participación a la tercera división que va desde los 35 mil hasta los 50 mil pesos, pero la Liga tiene la obligación como lo estipula en su reglamento de la pasada campaña, de otorgar de ser necesario un seguro de reembolso de gastos médicos por accidente relacionado con la actividad futbolística de 150 mil pesos, un seguro por muerte accidental de 250 mil pesos, pagando un deducible de mil pesos en ambos casos.

La Liga Tercera División Profesional está en el fondo de la jerarquía de las divisiones profesionales de la Federación Mexicana de Fútbol y cuenta con aproximadamente con 4 mil jovencitos de 192 equipos divididos en 14 sectores diferentes y aunque es considerada como profesional, para muchos de los futbolistas de esta categoría las condiciones no son nada favorables.

Algunos de los jugadores de entre 15 a 21 años que participan torneo a torneo en la tercera división no cobran ningún sueldo, al contrario ante las pocas ganancias que tienen los dueños, en algunos casos tienen que pagar su registro ante la FEMEXFUT para continuar su sueño de llegar al máximo circuito.

A los elementos que les va bien y tienen un sueldo mensual no reciben los grandes salarios de la Liga Premier o de la nueva Liga de Expansión, en este caso un número no muy grande de jóvenes cobran un pago aproximado de 4 mil pesos equivalente al salario mínimo en nuestro país y por tal motivo los jóvenes tienen que buscar alternativas para subsistir, ir a la escuela o ayudar a sus familias.

“Es complicado tal vez pero cuando existen las ganas pues sale sobrando lo económico. Es difícil porque por la razón de pues llegar entrenamientos diariamente y demás como dices difícil la situación económica pero como te reitero pues las ganas son las que terminan quitando esos esos baches”, declaró el portero de Alcaldes de Lagos, Arturo García.

“En cada lugar es diferente, hay otros equipos donde la verdad no tienen el mismo apoyo que tenemos aquí en Acatlán, hasta eso lo que es el cuerpo técnico y pues lo que son el dueño del equipo se preocupa mucho por los jugadores y por su bienestar. Estoy estudiando pero también a veces donde se puede conseguir uno que otro trabajito para sacar un extra que a nadie le cae mal, pero el equipo se preocupa mucho por los jugadores y nos apoya”, explicó el futbolista del equipo Acatlán F.C. Salvador Hernández.

Hay muchos jugadores que han llegado a la primera división tras su paso por la tercera, pero también son miles los jóvenes que llegan a los 21 años superando el límite de edad que permite esta categoría por lo que tiene que dedicarse a otra cosa y en muchos casos es difícil porque no terminan sus estudios al dedicarle tiempo completo al fútbol.

En Liga se registran torneo a torneo entre 180 entrenadores y 180 auxiliares aproximadamente y en muchos de los casos ante los problemas económicos por el que atraviesan algunos equipos, el camino es muy complicado también para una parte fundamental de la tercera división que son los cuerpos técnicos debido a que desempeñan un trabajo como formadores.

La planeación para encarar cada certamen es muy difícil para auxiliares y entrenadores porque en muchos de los casos cada temporada tienen que cambiar a sus equipos por la falta de recursos o porque muchos de los jóvenes ya pasaron el límite de edad que tiene la Liga que es de 21 años y debido a esto tienen que adoptar sus sistemas a las condiciones de la división.

“Sabemos que en esta categoría nos quitan a muchos jugadores, cambian las edades entonces cada torneo si es un poco complicado el estar buscando jugadores y trabajarlos pero de antemano sabemos que esa, es la gran labor que nosotros hacemos al buscar talentos y trabajarlos”, aseguró Julio Cesar Ramírez entrenador de Acatlán F.C.

La división cuenta con entrenadores con experiencia en el máximo circuito del fútbol mexicano y en la extinta Liga de Ascenso como es el caso de Jorge Humberto “El Negro” Torres, actual director técnico de los Catedráticos Elite.

“Mucha gente pensará que con la experiencia que ya tengo, el volver a la tercera división es retroceder pero sinceramente no lo quiero así, porque estoy en un proyecto serio, en un proyecto con grandes aspiraciones, aunque si difícil porque en ocasiones cuando estás tú ya en otras categorías hablando inclusive de Segunda Premier, en Liga de Ascenso o Primera, categorías en las que tuve la fortuna de dirigir pues te encuentras con jugadores más maduros, con una estructura de fuerzas básicas, con nominas mucho más fuertes y aquí ese es el compromiso que tiene uno”, señaló “El Negro” Torres.

Los entrenadores en la categoría en muchas ocasiones tienen que trabajar de forma diferente a los jugadores debido a que en muchos casos son jovencitos de 14 o 15 años.

“Comentarlo mucho con el jugador, meterle mucho a la idea que es más mental, porque de repente por ser un chavo de corta edad tiende a entrar a la cancha y veces los gritos, la presión del mismo partido ya no de la gente hacen que el chavo no disfruté el partido” afirmó Oswaldo Valdovinos estratega de Picudos de Manzanillo.

Uno de los requisitos que cada equipo tiene que cumplir para registrar a su cuerpo técnico en la Liga es que los integrantes cuenten con su título profesional o licencia C del módulo II Sub 17 de Tercera División, emitidos por Sistema Nacional de Capacitación o la institución donde se titularon.

Además como en el caso de los jugadores se tiene que pagar un registro por cada entrenador o auxiliar que es de 3 mil 100 pesos aproximadamente por persona y una cuota por la validación del cuerpo técnico de 4 mil 500 pesos.

Partidos a puerta cerrada ante la pandemia 

Otro tema imperante es que ante la pandemia del coronavirus, los equipos de la tercera división por la falta de recursos económicos han tenido que implementar medidas sanitarias para evitar contagios del virus entre sus jugadores.

“Pues lo que se hace es de tener un ingreso con toma de temperatura, aplicación de gel, sanitización de los zapatos y de una vez que entran a las instalaciones los preparadores físicos, los distribuyen en varias canchas para trabajar de 10 a 12 personas más o menos en una cancha de 60 por 100 metros cuadrados, hasta este momento solo han sido tres jóvenes que han tenido síntomas y que se hicieron la prueba de PCR y en ellos afortunadamente salió negativa”, explicó el jefe de los servicios médicos de Acatlán F.C.

Un aspecto que afectará económicamente a los equipos de la Tercera División es que por la pandemia, los partidos del próximo torneo que tiene previsto arrancar la última semana de septiembre se realizarán posiblemente a puerta cerrada como en la Liga MX y la taquilla es el principal ingreso de los de los equipos de la Liga.

Además cada equipo tiene como requisito para competir en la Temporada 2020-21 realizar pruebas PCR para detectar COVID-19 a cada uno de sus integrantes, lo que representa una fuerte inversión para los dueños, debido a que en muchos casos no cuentan con patrocinadores ni recursos suficientes para llevar a cabo dichos test, por lo que algunos buscan alternativas como alianzas o convenios con empresas que se dedican a realizar estas pruebas y salir adelante con los gastos.

“Es algo que hemos estado checando con diferentes patrocinadores porque sí son algo caritas y no todos tienen la posibilidad, sí nos las están pidiendo, estamos buscando la manera de que a lo mejor lo hicieron personalmente, pero como te digo muchos jugadores no tienen la posibilidad, entonces estamos buscando la manera de apoyar a los muchachos”, señaló el auxiliar técnico de Alcaldes de Lagos, Pulo Abundis.

Tanto los dueños, como los encargados de los servicios médicos y los jugadores esperan que durante el próximo certamen que arrancará la última semana de septiembre, se registren la menor cantidad de casos de coronavirus, para no afectar principalmente la economía de los clubes por un brote importante de la pandemia.

Luego de relatar todos los problemas que tiene la Liga TDP, tratamos de realizar una entrevista con el titular de la división, José Escobedo, para que nos aclarara cuál es su opinión ante los señalamientos por el poco apoyo, pero la respuesta del personal de prensa de la división, durante más de un mes, fue que el presidente no podía atendernos hasta que no terminara con la planeación del próximo torneo que tiene previsto arrancar la última semana de septiembre.

Sobre todo porque de los aspectos que más llamó la atención al realizar la investigación es que dentro de los estatutos de su reglamento de la Temporada 2019-20, la Liga estipula que es una obligación de los clubes mantenerse al corriente en las cuotas y que para iniciar su participación en cada certamen deben cumplir con sus obligaciones económicas y jurídicas, algo que no en todos los casos se cumple o en muy pocos, pero al ser catalogada como profesional, los jugadores en el papel deberían de recibir una remuneración económica por sus servicios y esto no sucede en todos los conjuntos, al contrario hay jugadores que tienen que pagar su registro por los problemas financieros que enfrentan los dueños.

La Tercera
Fotografía: Canal 44

Además otro temas complicados que tiene la Liga es una demanda que interpusieron ante una empresa por no cumplir con un contrato firmado hace un año.

“Una empresa, el año pasado o antepasado, firmó un contrato con la Liga TDP y con la Liga Premier, para anunciar un patricio global de la Lotería Nacional y de Pronósticos Deportivos, nos pidieron que trajéramos en el pecho el escudo de la Lotería Nacional y Pronósticos, pero muchos equipos no lo cumplieron, entonces ahí creo un dificultad porque la empresa no nos quiso pagar, entonces la Tercera División ya demandó a esta empresa”, explicó el dueño del equipo Acatlán F.C. y parte del consejo de la Liga TDP, Joaquín Gómez.

Este problema legal también afecta a todos los dueños, debido a que un porcentaje del dinero sería repartido en cada escuadra que integra la categoría.

Ante este panorama, con jugadores profesionales entre comillas, porque en algunos casos no cobran sino que pagan por jugar, con estadios sin público, con patrocinios en el limbo y con problemas legales, la temporada 2020-2021 de la Tercera División está lista para iniciar el próximo 25 de septiembre. Serán 192 equipos, 8 más que el torneo anterior y con Jalisco como uno de los estados con mayor número de conjuntos con 34.

Avatar

Jesús Alejandro Sánchez Navarro

Reportero y conductor en Canal 44
Egresado de la Universidad Autónoma de Guadalajara de la Licenciatura de Ciencias de la Comunicación en el 2012.
Avatar

Últimas noticas de Jesús Alejandro Sánchez Navarro (ver todos)