Julio César Chavéz Jr
Fotografía: CODE
Lima, Perú.

Con grandes deseos de que su hijo recupere su condición de soberano del mundo, el legendario Julio César Chávez supervisa desde este jueves los entrenamientos de su hijos quien, el próximo sábado 10 de agosto en el Campo Deportivo Antonio R. Márquez de San Juan de Los Lagos, Jalisco, retornará a los encordados tras dos años y tres meses de inactividad.

Confiado en que su hijo ofrecerá un gran desempeño en el enfrentamiento que sostendrá con el colombiano Evert Bravo, en el duelo estelar de la velada que presenta Zanfer, con el apoyo del Gobierno, Code Jalisco y el Fideicomiso de Hoteles de San Juan de los Lagos, y que podrá ser visto a través de la señal de Azteca 7, Chávez González advirtió que su hijo tiene el deseo y las cualidades para tener un espectacular y exitoso retorno a los ensogados, recalcando que todo está en que él se encargue de hacer realidad su cometido, que no es otro que volver a ceñirse una corona mundial.

Julio César Chávez, quien aprovechó la oportunidad para ponerse en forma, al golpear durante 30 minutos de manera interrumpida el costal, se dio su tiempo para observar el desempeño de su hijo y hacerle una serie de recomendaciones, con la finalidad que el afamado junior del boxeo logre un triunfal regreso en San Juan de los Lagos.

¡Explote un poco más, y que saque la pereza!”, le decía Chávez en las instalaciones del Gimnasio Yayo de la colonia San José en esta zona de los Altos de Jalisco, al conminar a su hijo a ofrecer su máximo en cada uno de los rounds de entrenamiento.

“Upper fuerte con la derecha y enseguida termina con la izquierda de gancho, ándale ahí está, complementa con ráfagas de diez golpes”, gritaba el legendario pugilista, al tiempo que su hijo golpeaba las manoplas de la manera que le fue indicado, de cara a lo que se espera sea una épica batalla ante el cafetalero Bravo.

El hijo de la leyenda está por cerrar una semana de concentración en la ciudad sede del que será su retorno a los cuadriláteros.