Boris Johnson Brexit
Fotografía: Tolga Akmen - AFP
Londres, Reino Unido.

La carrera a la sucesión de la primera ministra británica Theresa May entre 11 aspirantes comenzó en tromba este lunes, en que varios candidatos intentaron atacar al gran favorito Boris Johnson por sus fanfarronadas sobre el Brexit.

Los nueve hombres y dos mujeres que buscan el líderazgo del Partido Conservador tienen hasta las 16h00 GMT para registrar sus candidaturas tras la renuncia de Theresa May.

Boris Johnson Brexit
Diseño: AFP

El ganador accederá simultáneamente a Downing Street, dado que la jefatura del gobierno británico corresponde al líder de la formación que posea una mayoría parlamentaria suficiente para gobernar.

Éste tiene por delante la delicada tarea de concretar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), en lo que May falló, obligando a postergar hasta el 31 de octubre la fecha del Brexit, originalmente prevista para el 29 de marzo.

Varios candidatos lanzaron su campaña denigrando la estrategia para el Brexit de Johnson. Entre ellos, el ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, argumentó lo “seria” de su candidatura respecto a Johnson, reconocido por sus errores.

El próximo líder de los conservadores deberá dominar “el arte de la negociación, no el arte de la retórica vacía”, alegó Hunt, en apenas velada indirecta a su rival, en lo que fue apoyado por la ministra de Defensa, la euroescéptica Penny Mordaunt.

El fin de semana, Hunt dijo estar “absolutamente seguro de que si adoptamos un buen enfoque sobre el tema, los europeos estarían dispuestos a negociar”, basándose en una conversación que afirma haber tenido con la canciller alemana Angela Merkel.

“No concretaremos un Brexit con faroles y fanfarronadas”, señaló Dominic Raab, precisamente ex ministro del Brexit y uno de los adalides de la salida de la UE.

Otro candidato, el ministro de Medio Ambiente Michael Gove, podría ver su intento frustrado al estar implicado en una polémica tras reconocer que consumió cocaína hace más de 20 años.

Los diputados conservadores eliminarán a los candidatos tras una serie de votaciones, hasta que sólo queden dos. Entonces corresponderá a los 160 mil miembros del partido conservador designar al vencedor, que llegará a Downing Street antes de fines de julio. Theresa May continuará de manera interina hasta entonces.