Fotografía: Charly Triballeu - AFP
Tokio, Japón.

El tifón Hagibis, uno de los más poderosos de las últimas décadas en la región, amenaza partidos de la Copa del Mundo de Rugby y el Gran Premio de Fórmula 1 este fin de semana en Japón.

Clasificado como tifón “violento”, Hagibis se dirige hacia el sudeste del país y podría alcanzar la región de Tokio el sábado, advirtieron el miércoles los meteorólogos japoneses.

Si su fuerza no se debilita para entonces, podría perturbar, o incluso impedir, la celebración de varios partidos de la Copa del Mundo de Rugby.

La selección japonesa de rugby, por ejemplo, se enfrentará a Escocia el domingo en Yokohama, cerca de Tokio, a las 19h45 locales. Según las previsiones, se espera que para entonces el tifón ya habrá puesto dirección al mar pero todavía podría provocar mal tiempo y problemas en el transporte.

Los organizadores han previsto diferentes soluciones que van desde el aplazamiento del partido, cambio de localización y hasta a la cancelación de un encuentro de la fase de grupos, la primera vez que ocurriría algo así en esta competición.

En ese caso, cada equipo recibiría dos puntos (empate 0-0), lo que podría costarle la clasificación a cuartos a Escocia, en estos momentos por detrás de Japón e Irlanda en la llave A.

– “Vientos de 45 metros por segundo” –

El Gran Premio de Fórmula 1 de Suzuka, otro acontecimiento que atrae a decenas de miles de espectadores en el centro de Japón, también podría verse amenazado.

Según un funcionario de la agencia meteorológica japonesa (JMA), la potencia actual de Hagibis es similar al de cuatro de los mayores tifones que ha conocido la isla en las últimas décadas, incluido Faxai el mes pasado, que causó grandes daños en los suburbios de Tokio.

Para el sábado “prevemos vientos de una velocidad de 45 metros por segundo”, es decir unos 162 kilómetros horarios, declaró un responsable de la JMA en una rueda de prensa.

“El tifón provocará fuertes lluvias en una amplia parte” del país. “Al principio soplarán vientos violentos, seguidos de lluvias torrenciales”, añadió. “En la costa se esperan también grandes olas”.

“Pedimos a los habitantes proceder pronto a las evacuaciones voluntarias y estar pendientes de las consignas de evacuación de las autoridades locales”, insistió el funcionario.

Este miércoles al principio de la noche, Hagibis se desplazaba por el Pacífico a unos 1,000 km al sur de Tokio, con ráfagas de viento que llegaban hasta los 270 km/h, según la JMA.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here