Vecinos del centro histórico de Guadalajara rompieron cualquier relación con el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco (CICEJ), al considerar que actúan como “tapaderas” del gobierno estatal acerca del impacto que tiene el paso de camiones en sus fincas, en calles como Mariano Bárcena, González Ortega y Santa Mónica, donde ya aparecieron grietas por las vibraciones que generan los autobuses.

Por ello, Teresita Gómez Plascencia, vecina de la zona, solicitó que sea Protección Civil y Obras Públicas del Ayuntamiento de Guadalajara, los que realicen los peritajes, ya que en Mariano Bárcena, hay dos fincas apuntaladas por el daño que genera el paso de camiones, a raíz de las obras de la Línea 3.

La representante vecinal de la zona centro Teresita Gómez Plascencia, dijo que el Colegio de Ingenieros acudió el lunes a realizar un peritaje en tan solo una cuadra, en Mariano Bárcenas, y la mitad de las casas, presentan daños.

En un registro realizado por espacio de tres horas, los vecinos contabilizaron 280 camiones por la calle Mariano Bárcena y eso está dañando fincas que son patrimonio histórico de la ciudad.

Por eso, los colonos del centro quieren que los camiones se vayan hasta Federalismo y que los usuarios caminen más.

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here